Padilla, en la última Feria del Pilar
Padilla, en la última Feria del Pilar - F. Simón

Un tribunal anula el concurso para gestionar la plaza de toros de Zaragoza

La Diputación, obligada a actuar con celeridad para salvar la Feria del Pilar

ZaragozaActualizado:

El Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón ha anulado la adjudicación de la gestión de la plaza de toros de Zaragoza a la UTE Tauroejea-Circuitos Taurinos, y todo el procedimiento de licitación promovido por la Diputación Provincial de Zaragoza, propietaria del coso de la Misericordia.

El Tribunal ha dado la razón a Fernando Polo, administrador de una de las cuatro empresas que concurrieron al concurso, al estimar su recurso del 9 de mayo basado en que el contrato conllevaba obligaciones imposibles de realizar. Además, alegaba que el sorteo entre dos empresas que determinó la adjudicación no cumplió con los criterios de publicidad, transparencia y no arbitrariedad; solicitaba por ello la nulidad de la adjudicación, destacando la ausencia de solvencia técnica de la empresa que resultó ganadora del concurso.

El acuerdo del Tribunal de Contratos Públicos, frente al que cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, complica todavía más el desarrollo de la temporada taurina en la plaza aragonesa, ya diezmada al no haberse celebrado la tradicional feria de San Jorge. Ahora, la Diputación Provincial tiene ante sí la encrucijada de la organización de la Feria del Pilar, la que cierra la temporada española en cosos de primera categoría.

Tormentoso proceso

Tras un tormentoso proceso que comenzó en los primeros días de enero, el concurso por la plaza de la capital aragonesa ha sido anulado por orden judicial. El concurso ya fue paralizado por un juzgado por una denuncia de la patronal taurina, lo que significó el retraso que impidió que los plazos legales permitieran llegar con tiempo para organizar el primer ciclo de la temporada.

Finalmente, el 20 de marzo, la mesa de contratación de la Diputación Provincial de Zaragoza procedió a la apertura de las plicas presentadas, sobre las que se iban a aplicar las fórmulas matemáticas que dieran los puntos a cada empresa licitante.

Y ahí llegó la primera sorpresa, las ofertas de Castejón Abogados, una de las empresas del entorno de Ignacio Zorita, resultó idéntica en los seis puntos baremados con Tauroejea. Las dos ofrecían el máximo del canon, 300.000 euros anuales, y las dos los mismos descuentos en todos los apartados contemplados. Un 25 por ciento en los abonos de temporada, un 20 para jóvenes, un 20 para jubilados y un 1 por ciento en las entradas generales.

Este empate, que el pliego de condiciones consideraba que se podría resolver mediante diferencias en cada uno de los apartados, al producirse la misma oferta por parte de los dos licitadores, hubo de resolverse por sorteo.

Las otras dos empresas, Kranebitten y Medicamp Marketing, ofrecieron un canon más bajo, de 152.000 y 241.000 euros, respectivamente.

La mesa de contratación convocó una hora después a las partes para proceder al sorteo. Se instaló una urna, y en ella se introdujeron cinco sobres iguales. Tres con un folio en blanco, y dos con el nombre de las empresas. Y fue Tauroejea la que primero salió, y por tanto la nueva adjudicataria. El presidente de la mesa, el diputado Alfredo Zaldívar, abrió el plazo de 10 días para la ganadora acreditara su solvencia técnica y la oferta artística, y a la vez se formalizó el tiempo para la presentación de recursos, que al final llegaron con un final abre un nuevo tiempo con la Misericordia en el limbo de la gestión.