Sinde conversa con Zapatero en el Pleno celebrado hoy - EFE

Preocupación en la embajada de EE.UU. por el fracaso de la «Ley Sinde»

El Gobierno estadounidense valora el esfuerzo legislativo español y lamenta las pérdidas que traerá el retraso en la regulación de las descargas ilegales

MADRID Actualizado:

La embajada de EE.UU. en Madrid ha sido uno de los protagonistas de la ley Sinde, tanto en público como a través de las filtraciones de Wikileaks. De los cables en la embajada no se comenta nada, es su política, puesto que ni siquiera pueden confirmar si son auténticos, pero sí tiene una postura clara con la regulación de las descargas en España.

«La embajada no apoya ningún tipo de legislación concreta de propiedad intelectual, porque eso es competencia del Parlamento español», afirma un portavoz de la embajada. Pero sí quieren mostrar su preocupación por la situación de las descargas ilegales en España y por el retraso que supone el rechazo de la ley Sinde. «EE.UU. valora los esfuerzos del Gobierno español para regular la defensa de la propiedad intelectual y defender a los autores, sean de donde sean, para impedir que otros se beneficien de sus obras».

No se sienten molestos por los datos dados a conocer procedentes de los cables puesto que han mantenido «la misma postura tanto en público como en privado en nuestros contactos con las autoridades y las partes involucradas en la gestión de la propiedad intelectual en España. Siempre hemos dicho lo que pensamos. Las descargas ilegales son un problema de primer orden», recuerda el portavoz. «Insisto en la preocupación que sentimos ante el fracaso de esta iniciativa legislativa en España, que redundará en un retraso de la solución del problema de las descargas y por tanto en pérdidas para los propietaros de los derechos».