Richards, durante un concierto en Marsella el pasado verano
Richards, durante un concierto en Marsella el pasado verano - AFP

Cae un mito: Keith Richards deja el alcohol y las drogas

El guitarrista de los Rolling Stones confiesa en una entrevista que dejó de beber hace un año: «Es interesante tocar sobrio»

Actualizado:

El guitarrista Keith Richards ha confesado a la revista Rolling Stone que dejó el alcohol «y todo lo demás» hace un año. El mito no ha caído del todo, porque aún bebe «una copita de vino o una cerveza de vez en cuando», pero según explica en la entrevista, realizada en compañía de su socio Ron Wood, se ha desenganchado de la bebida «porque estaba harto».

«Era hora de dejarlo», asegura el músico de 74 años, que bromea con los descubrimientos que le está deparando la abstinencia. «Es interesante tocar sobrio. Ahora toco de formas más concienzuda, más pendiente de los huecos y los espacios». «Keith es mucho más apacible ahora», comenta Wood en la charla. «Creo que llegó a su límite. Si hubiera seguido bebiendo, el Keith que amamos hubiera desaparecido, pero por suerte se ha dado cuenta de que había llegado a ese límite. Ahora es un placer trabajar con él y está más abierto a nuestras ideas».

Nunca ha sido un secreto el coqueteo de Keith Richards, guitarrista principal de los Rolling Stones, con las drogas. Su día comenzaba con un porro de marihuana mañanero, auque su verdadero problema siempre fue con otras sustancias más duras -la cocaína y la heroína-, además del acohol. Las primeras las dejó en 1977 después de ser detenido en Canadá por posesión de heroína. Fue el momento en el que dijo basta.

Su rutina a la botella se resistió mucho más. Durante las Navidades pasadas, Richards tomó la determinación, por enésima vez, de dejar el alcohol. Era la hora de reducir el ritmo vertiginoso. Parecía otro intento de los muchos que había tenido, pero por el momento está teniendo éxito.

La banda arrancará su próxima gira en Estados Unidos el próximo mes de abril.