Antonio Carmona (centro) está en contra de la Rueda, su hermano Juan José y su primo Josemi, a favor
Antonio Carmona (centro) está en contra de la Rueda, su hermano Juan José y su primo Josemi, a favor - ABC
Música

La guerra en la SGAE divide a familiares y amigos

Los manifiestos a favor y en contra de «La rueda» enfrentan a hermanos y antiguos compañeros de banda

Actualizado:

Durante esta semana, en el seno de la Sgae se han diferenciado claramente dos bandos enfrentados entre sí. Uno está en contra de la «Rueda» (la generación de considerables ingresos con la emisión de música en la franja televisiva nocturna) y quiere cambiar los estatutos y la estructura interna de la entidad. El otro está favor, y prefiere que las cosas se queden como están.

El pasado martes los contrarios a la «Rueda» emitieron un manifiesto firmado por 150 artistas, exigiendo una reunión con el Ministerio de Cultura para abordar sus reclamaciones. Pero sus oponentes, organizados bajo el nombre de «Autores por la música,» no se hicieron esperar y al día siguiente lanzaron su propio comunicado firmado por 300 socios, también pidiendo reunirse con Méndez de Vigo para exigirle exactamente lo contrario.

Esta guerra de manifiestos, que se produce en uno de los momentos más tensos de los últimos años en la Sgae, no sólo ha dividido a colegas de profesión, también ha enfrentado a familiares, amigos y viejos compañeros de banda.

Uno de los casos más llamativos es el de los Carmona, que tienen a la familia dividida por este asunto: Antonio Carmona ha firmado con los 150 artistas en contra de la «Rueda», pero su tío José Antonio Carmona y sus compañeros en Ketama (su primo Josemi Carmona y su hermano Juan José Carmona) han optado por el bando contrario.

Kiko Veneno y Raimundo Amador, viejos socios desde los tiempos de la banda Veneno, tienen opiniones antagónicas sobre cómo debe funcionar la Sgae. El primero se ha posicionado a favor de un cambio profundo en la sociedad de gestión y en contra del «latrocinio televisivo de madrugada», pero el guitarrista sevillano aparece en la lista de defensores del trabajo en la franja nocturna de las cadenas privadas y públicas.

Otros buenos amigos que se han visto divididos por esta crisis en la Sgae son Malú y Tomatito. El guitarrista, que conoce a la cantante desde que era una niña por su relación con su tío Paco de Lucía, está favor de la «Rueda». Pero la cantante madrileña ha firmado en el manifiesto de los 150, junto a su mentor Alejandro Sanz.

Esta agria «guerra» en la Sgae también está provocando enfrentamientos entre productores y producidos. Es el caso de Javier Limón y Diego «El Cigala», que grabaron juntos el mítico «Lágrimas Negras» en compañía de Bebo Valdés. Limón se ha posicionado con los 150, pero «El Cigala» apoya a los que tienen intereses en los derechos televisivos. Otros músicos producidos por Limón que no piensan como él y aparecen en la lista de los 300 son Iván «Melón» Lewis y Antonio Serrano.

También podemos encontrar a antiguos compañeros de banda separados por este conflicto. Es el caso de Lichis y Tino di Geraldo, que formaron parte del grupo La Pandilla Voladora junto a otros artistas amigos. El cantautor, que tuvo alguna experiencia como músico en varios programas nocturnos, salió de allí «espantado» y ahora ha firmado con los 150. Pero el prestigioso baterista ha preferido seguir la propuesta de «Autores por la música».

Debe haber muchos otros casos que necesitan un arduo análisis de las listas de firmas de ambos manifiestos para ser descubiertos, pero que esta lucha fratricida está enfrentando a grandísimos artistas que se admiran y respetan mutuamente queda patente en la triste división entre Santiago Auserón y Jorge Pardo, dos portentos de nuestra música que han colaborado en varias ocasiones. El antiguo miembro de Radio Futura no ha dudado en manifestar en contra de la «Rueda», pero el clarinetista y saxofonista, considerado el mejor músico europeo de jazz en 2013, ha estampado su nombre a favor de ella.