Víctor Manuel es uno de los 300 firmantes
Víctor Manuel es uno de los 300 firmantes - ABC
Música

«La rueda» provoca una guerra civil entre los músicos

Más de 300 autores con repertorio en las madrugadas de televisión firman un manifiesto contrario al de los 150 liderados por Alejandro Sanz

Actualizado:

Guerra total en la SGAE. El laudo de la OMPI que pretende reducir del 70% al 20% la cuota de ingresos que la entidad recibe por la música emitida en televisión en horario nocturno ha desatado una guerra de manifiestos. Ayer, un grupo de 150 artistas (entre ellos Alejandro Sanz, Amaral, Santiago Auserón, Kiko Veneno y muchos otros cantantes famosos) lanzaba un manifiesto declarando que ese laudo reduce la cuota de forma «insuficiente», asegurando que la llamada «rueda» es una práctica fraudulenta. Hoy, se han visto superados en número por un grupo de 300 músicos con repertorio en las madrugadas de televisión, que, bajo el nombre de Autores por la Música, han firmado otro manifiesto totalmente antagónico. Éstos afirman que «no hay ningún fraude en esta fórmula perfectamente legal», y no reconocen el arbitraje de la OMPI, «que arbitra un procedimiento que se encuentra sub judice, y sobre el que ya existe una sentencia por parte de la Audiencia Provincial de Madrid».

Entre los artistas más conocidos que firman el manifiesto de los 300 están Víctor Manuel, Jose Angel Hevia, José Mercé, Jorge Pardo, Diego El Cigala, David Summers o Raimundo Amador. Esta guerra, además, estaría incluso enfrentando no sólo a compañeros de profesión sino también a familiares ya que por ejemplo, Juan Carmona ha firmado por los 300 y su hermano Antonio por los 150.

Los 300 exigen a la SGAE que «no asfixie los espacios musicales de televisión mediante un laudo promovido por editoras multinacionales», y exigen una reunión urgente con el ministro Méndez de Vigo. Los firmantes, que no han dudado en expresar su «rechazo más absoluto al tratamiento que algunos periodistas están haciendo sobre el presunto fraude de la música de madrugada».

«Los programas de música nocturna han supuesto una ventana para miles de compositores, músicos e intérpretes que no tienen acceso a otros espacios o franjas», reza el comunicado. «En las madrugadas hay compositores y músicos de reconocido prestigio y de todos los estilos y géneros, con una particularidad importante, el repertorio es Español en su totalidad, por lo que los impuestos y retenciones que se producen y aplican por la explotación de dicho repertorio, se quedan en España. Los músicos que participamos en las madrugadas no vamos a consentir que se criminalice a todo un colectivo».

Según estos 300 músicos, si el laudo prosperase «estaríamos ante un acaparamiento absoluto por parte de las multinacionales, que al no poder participar del entorno de las madrugadas, no permiten que otros compositores independientes lo hagan». Además, señalan que este conflicto ya se sometió a la Asamblea general de socios, y que el resultado le dió la razón a los socios que defendían las madrugadas, en contra de los intereses de las multinacionales.

«Por todo ello», concluye el texto, «exigimos a la Sociedad General de Autores que respete la voluntad de la soberana asamblea y no lleve a cabo acciones o actuaciones (como el arbitraje) que contravengan la sentencia de la audiencia provincial de Madrid, dejando las franjas como están, hasta que el Tribunal Supremo se pronuncie».