En sus conciertos, siempre parecía que quisiera abrazar a todo el público
En sus conciertos, siempre parecía que quisiera abrazar a todo el público - AFP/STR

Las 5 mejores canciones de Chavela Vargas en el centenario de su nacimiento

Para celebrar esta fecha, Warner Music ha lanzado «Chavela Vargas. Cien años», con 40 de sus mejores temas

Actualizado:

Chavela Vargas (Costa Rica, 1919–México, 2012) fue una de las cantautoras más reconocidas del siglo XX. Su voz no fue eclipsada por ninguna otra. Tampoco enturbió su carrera el alcoholismo que casi la deja fuera de los escenarios. Aquella leyenda resonó con fuerza y llegó a mantener amistad con otros artistas de la época, como Joaquín Sabina, e incluso poetas y pintores como Picasso y Neruda.

Madre de himnos imperecederos como «La llorona» o «Que te vaya bonito», supo plasmar en sus canciones los clamores populares y la herencia de su propia tierra. Por ello, Chavela Vargas siempre vivirá en la memoria de todo el mundo.

A continuación, algunas de las mejores canciones de Chavela Vargas.

1. «La llorona»

Quizá esta sea la canción más conocida de la costarricense. Su voz rota y susurrante ha aparecido en diferentes películas y series, que hicieron más famoso aún el tema.

2. «Macorina»

En esta canción, Chavela se inspiró en el poema homónimo del asturiano Alfonso Camín, que narra la historia de Macorina, la primera mujer chófer en Cuba.

3. «Que te vaya bonito»

«Ojalá que te vaya bonito, / ojalá que se acaben tus penas, / que te digan que yo ya no existo, / que conozcas personas más buenas». Todo un himno al amor, a la muerte y a la pena. Un himno que ha dejado un surco en las nuevas generaciones, con diferentes versiones.

4. «Las simples cosas»

Aunque Chavela pareciera una mujer desgarrada y triste, sus letras van más allá, como en esta canción. La esperanza no se pierde, solo es el fruto que se recoge en otra vida.

5. «Paloma negra»

En esta canción Chavela hace referencia a la pintora mexicana Frida Kahlo, con quien mantuvo una bella amistad e incluso un amor platónico, ya que Chavela era lesbiana, hecho que reconoció a sus 80 años de edad. Nunca es tarde si la dicha es buena.