El escritor y periodista Leandro Pérez
El escritor y periodista Leandro Pérez

«Kolia», cuando la vida te pone a prueba demasiado joven

Leandro Pérez se mete en la piel de un prometedor jugador de baloncesto

Actualizado:

«Kolia» (Planeta) es una novela emocionada y emocionante. La historia de este chico de trece años llega dentro y de allí también la sacó el periodista Leandro Pérez (Burgos, 1972). Autor y protagonista comparten la misma pasión: el baloncesto. «Para mí fue importantísimo en la adolescencia. Con doce, trece, catorce años empecé a jugar y lo practiqué casi a diario hasta llegar a la Universidad. Jamás pensé que pudiera dedicarme de manera profesional como Kolia, sino que jugaba, como tantos chavales, para pasarlo bien», explica el también director de la editorial Zenda.

«Siempre he tenido un rincón en mi corazón para ese deporte», continúa Leandro, que sintió como la llama se reavivaba al ver que su hijo también optaba por el baloncesto. Precisamente, fue durante sus largos paseos juntos por el burgalés parque de Fuentes Blancas cuando nació su protagonista. «De aquellas caminatas, pasa a las páginas de este libro. A veces le he pasado a mi hijo por Whastapp lo que iba escribiendo para que opinara», narra el escritor. «He intentado retroceder al chaval que fui, rebobinar mi vida —prosigue—, y también ponerme la piel de cualquier adolescente».

Esa «piel» mide nada menos que dos metros de altura, trabaja duro, y tiene ante sí un futuro prometedor, en el que hasta resuenan ecos de NBA. Se encuentra en el momento vital clave en el que sus acciones comienzan a marcar lo que va a ser el día de mañana. «Ellos tienen ante sí muchas alternativas y han de empezar a tomar decisiones. Por ejemplo, Pau Gasol, en el libro “Bajo el aro” (Conecta), cuenta que durante mucho tiempo quería hacer medicina y hay un momento en que ve que va a ser deportista profesional y, con pesar, tiene que dejar los estudios. Eso le pasa a cualquier chaval cuando tiene que elegir entre ciencias y letras, o cuando tiene que estudiar al máximo para sacar una nota que le permita entrar en la carrera que quiere hacer. A partir de esa edad hay que empezar ya a tomar decisiones importantes que van a tener peso en la vida, ya sea un deportista o un estudiante cualquiera», narra el autor de «Las Cuatro Torres».

Pero la jugada no sale como se espera. «Esa es una realidad que no solo los deportistas profesionales viven. Lo vive cualquier estudiante a veces con un supenso o por una décima por la que no puede estudiar lo que desea. O cuando un chaval parece que va entrar en el equipo de sus sueños y, de repente, una lesión le corta la carrera. Hay muchísimos y muchísimos casos similares», comenta Leandro.

En plena época de ilusiones, de proyectos rebosantes, de futuros por delante... Un frenazo en seco. De esa encerrona vital debe salir Kolia con una incipiente resiliencia que hasta entonces sólo había usado para mejorar su técnica en la cancha.