Dos visitantes sujetan tres bolsas llenas de libros en la Feria del Libro de Madrid - EP / Vídeo: EuropaPress

La Feria del Libro de Madrid cierra con una subida del 14% en las ventas y una recaudación de 10 millones de euros

El total de ejemplares vendidos en esta 78 edición ronda los 550.000, según el balance hecho público el último día

MadridActualizado:

La Feria del Libro de Madrid se despide hasta el año que viene con unos resultados «espectaculares», ya que en esta 78 edición las ventas han subido un 14% respecto a la anterior, y el total de ejemplares vendidos ronda los 550.000, cantidad que supone una recaudación de 10 millones de euros.

«Estamos muy satisfechos, porque estamos en una feria en la que todos los ratios que estamos midiendo son espectaculares. Hemos vuelto a poner el libro en actividad durante 17 días y esperemos que esto sea un acicate para que siga estando presente en toda la sociedad», dijo a Efe Manuel Gil, director de la Feria del Libro de Madrid.

Según las cifras facilitadas por la organización, este año la presencia de autores en las 361 casetas de librerías, editoriales, distribuidores e instituciones durante todos los días del evento han atraído la asistencia de lectores que se han encontrado con más de 1.800 escritores, de los cuales el 42% han sido mujeres, y que han protagonizado un total de 5.200 firmas.

Del total de visitantes, un 17% son ciudadanos de fuera de la Comunidad de Madrid; le sigue en porcentaje Castilla La Mancha, Andalucía y Castilla y León, lo cual convierte a esta cita en un «referente nacional» del libro. Un año más vuelve a confirmarse una presencia mayoritaria de mujeres, representando el 64% de visitantes; por otra parte, que el 22% de personas que acuden al recinto ferial durante los 17 días sean menores de 25 años indica que la Feria del Libro de Madrid es una «feria joven».

«Son cifras que nos tienen que hacer sentirnos orgullosos y empezar a preparar la feria de 2020, y si el libro ha vuelto lo que tenemos que hacer es que el libro siga estando en la calle hasta la feria de 2020», ha manifestado Gil. Debido a la gran ocupación, el director de la Feria apuesta por «desplazar determinadas áreas hacia la zona de la Rosaleda», aunque ha matizado que es un «proyecto» que hay que consensuar. Aunque es consciente de que la meteorología ha respetado la cita, ha afirmado que sería «poco cauteloso» pensar que «todos los resultados se han producido por el tiempo». En este sentido, Gil ha añadido que hay que destacar otros factores, como el país invitado, República Dominicana, que ha venido con una «potencialidad absolutamente desconocida», pero también el trabajo «de un guión previo bien diseñado».

Recuperación

«Pero evidentemente hay un factor macroeconómico que es obvio, hay una recuperación, no tenemos el clima de pesimismo económico que había de 2008 a 2015 y todo eso se ha trasladado al consumo cultural. Estamos hablando de que el gasto por español y habitante en esos años llegó a caer hasta 16 euros y ahora estamos en 25», ha agregado. Para Gil, «la fidelidad de la comunidad lectora» también es un hecho a poner de manifiesto sobre una cita que cuenta no sólo con la ciudadanía de Madrid, sino la del resto de España: «Hemos subido un punto respecto al número de visitantes de fuera de Madrid».

«Obviamente, esta feria está en el ADN de la ciudad, aquí los niños vienen con sus padres o abuelos, por eso el mensaje de que la Feria tiene que estar siempre en el Retiro, porque es el sitio donde debe estar en los próximo años. Hemos estado 52 años y esperemos estar otros 52», ha referido.