Jean-Claude Arnault
Jean-Claude Arnault - AFP

Condenado por una segunda violación el hombre que dinamitó el Nobel de Literatura

Arnault había sido condenado hace dos meses a dos años por un delito de violación cometido en octubre de 2011, pero Apelación lo consideró hoy culpable también de otro caso de diciembre de ese año contra la misma mujer y del que había sido absuelto en primera instancia

Actualizado:

El Tribunal de Apelación de Estocolmo ha elevado a dos años y medio de cárcel la pena por violación contra el artista francés Jean-Claude Arnault, protagonista de un escándalo sexual y de filtraciones que afectó a la Academia Sueca y que llevó al aplazamiento este año de la concesión del Nobel de Literatura.

Arnault había sido condenado hace dos meses a dos años por un delito de violación cometido en octubre de 2011, pero Apelación lo consideró hoy culpable también de otro caso de diciembre de ese año contra la misma mujer y del que había sido absuelto en primera instancia.

En ambos casos Apelación considera que el relato de la demandante es «creíble» y que coincide con lo que contó en su día a varias personas que han testificado en el juicio, por lo que las pruebas en conjunto son «suficientes» para una sentencia condenatoria.

La demandante deberá ser indemnizada con 215.000 coronas suecas (21.000 euros), según la sentencia de un caso sin pruebas físicas y en el que el tribunal ha tenido en cuenta el tiempo transcurrido desde los hechos y la edad del acusado (72 años).

El abogado de Arnault anunció que la sentencia será recurrida ante el Tribunal Supremo.

El origen del escándalo

El origen del caso fueron las denuncias por abuso sexual hechas hace un año en el principal diario sueco por 18 mujeres contra una «personalidad cultural» muy próxima a la Academia, luego identificada como Jean-Claude Arnault.

El reportaje periodístico apuntaba a que Arnault había cometido abusos en su club literario y en propiedades de la Academia.

Al estallar el escándalo, la institución cortó la relación con el artista y encargó una auditoría, que concluyó que Arnault no había influido en decisiones sobre premios y ayudas, aunque el apoyo económico recibido de la academia por su club literario incumple las reglas de imparcialidad al ser su esposa copropietaria y miembro de la Academia Sueca.

El «caso Arnault» desató un conflicto interno que en los últimos meses ha provocado la renuncia de cinco académicos –entre ellos la esposa, Katarina Frostenson– y la salida temporal de cuatro, del total de 18 que forman la institución.

La Academia Sueca ha impulsado reformas y aplazado el Nobel de Literatura de este año, por primera vez en siete décadas, lo que supone que en 2019 se otorgarán dos premios, medida justificada por la falta de confianza y el debilitamiento de la institución.

Arnault permanece en prisión preventiva desde finales de septiembre por orden de los tribunales.