Una de las salas de la galería milanesa, con obras de Ai Weiwei - LISSON GALLERY

Ai Weiwei, suma y sigue

A sus exposiciones en París y Tilburgo (Holanda) se suma desde hoy otra en Milán y en junio inaugurará un proyecto en Londres con Herzog & De Meuron

MADRID Actualizado:

Tenía razón ArtPrice al incluir a Ai Weiwei (Pekín, 1957) en lo más alto de su lista de las personas más influyentes del mundo del arte. Todo lo que hace o dice interesa y sigue siendo noticia un día sí y otro también. Hace unos días, y 48 horas después de poner en marcha su «Gran Hermano» casero, el artista y disidente chino, que se halla en libertad vigilada desde el pasado junio, tuvo que apagar las cámaras que había instalado en su casa, a instancias de las autoridades chinas.

Hoy, la galería Lisson de Milán ha inaugurado una muestra con obras de Ai Weiwei, que incluye cerámicas realizadas por el artista en 2006 durante un curso intensivo de residencia en Jingdezhen, el principal centro de producción de cerámica china. Weiwei siempre se ha interesado por mantener vivas las técnicas tradicionales, que aprendió de los artesanos locales. Hay que recordar que utilizó la cerámica para hacer los millones de pipas en su ya célebre instalación en la Tate Modern de Londres.

Estas piezas, como las pipas de la Tate, recrean la tradición china

Parte de su trabajo con cerámica son readymades: destruyó urnas y jarrones antiguos. Sin embargo, la exposición de la galería Lisson, que estará abierta hasta el 25 de mayo, se centra en las esculturas que él ha creado. Podemos ver sus «Sandías» (2006), en porcelana, hechas a mano. Al igual que ocurría con las pipas de la Tate, estas piezas están ligadas a la tradición china de imitar formas orgánicas. Otra de las piezas es «Derrame de petróleo» (2006), que reproduce el crudo en charcos negros brillantes de cerámica sobre el suelo. No faltan sus pilares de porcelana (2006) y algunas obras en mármol, material que utiliza en sus últimos trabajos.

Omnipresente

Milán es un centro tradicional importante en la historia de la cerámica. Ha habido en esta ciudad grandes fabricantes y diseñadores, especialmente Gio Ponti, cuyos innovadores diseños en cerámica y muebles siguen siendo hoy una referencia. Al igual que Ai Weiwei, Ponti fue un gran pensador, diseñador, artista, escritor...

Pero la omnipresencia de Ai Weiwei no acaba aquí. En estos momentos su obra fotográfica puede verse en el Jeu de Paume de París («Entrelacs», hasta el 29 de abril), hay una retrospectiva de su carrera en el museo De Pont en Tilburgo (Holanda), hasta el 24 de junio, y ese mismo mes inaugurará el pabellón que ha diseñado junto a los arquitectos suizos Herzog & de Meuron para la Serpentine Gallery de Londres.