La sede de la SGAE en Madrid
La sede de la SGAE en Madrid - Ignacio Gil

La Audiencia Nacional no autoriza la intervención de la SGAE

La entidad de gestión habla de rechazo y el Ministerio de Cultura dice que los magistrados se declaran no competentes en el asunto

MadridActualizado:

La intervención de la SGAE, solicitada por el Ministerio de Cultura, habrá de esperar. La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, según la nota publicada ayer por al entidad de gestión, «ha rechazado la intervención temporal de la SGAE solicitada por el Ministerio de Cultura. En la misma resolución -sigue la nota- la Audiencia Nacional deniega asimismo “la autorización de remoción de los órganos de representación” de la entidad de gestión, igualmente solicitada por el Abogado del Estado».

Por su parte, el Ministerio de Cultura matizaba, en otra nota, la euforia de la SGAE: «Ante la decisión de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional sobre la petición del Ministerio de Cultura y Deporte de autorizar la intervención temporal de la SGAE, el Ministerio constata que, en el Auto de la Sala, ésta no se considera competente para dirimir sobre esta materia y no entra a evaluar la cuestión de fondo sobre la pertinencia o no de la intervención».

«Los problemas que tenía la SGAE sin solventar los sigue teniendo», ha dicho el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao en Lisboa. «El Auto rechaza autorizar la intervención del Ministerio por una cuestión formal, no de fondo», ha explicado el ministro.

La presidenta de la SGAE, Pilar Jurado, ha expresadopor su parte «su satisfacción por la resolución de la Audiencia Nacional, a la vez que ha reiterado su compromiso con la legalidad vigente, la modernización de la sociedad y la defensa de los derechos de autor de los 127.000 creadores y editores que forman parte de la SGAE».

El Ministerio de Cultura y Deporte ha anunciado que «estudiará acudir a otras instancias judiciales si estos problemas no se resuelven cuanto antes y explorará todas las vías que la ley establece para garantizar el correcto ejercicio de su deber de supervisión sobre la actividad de las entidades de gestión colectiva. “La vía que se nos presenta es acudir a otra vía judicial o retirar la autorización como entidad de gestión a la SGAE. Es algo que nunca hemos querido hacer ha señalado el Ministro- y hemos optado por una vía moderada que pasara primero por los requerimientos y, cuando la SGAE no ha respondido adecuadamente a los mismos, hemos acudido a la vía judicial».

«El pasado 15 de febrero -reza la nota de la SGAE-, a instancias del Ministerio de Cultura, la Abogacía del Estado presentó la petición de intervención judicial de la SGAE, ahora rechazada, en un procedimiento judicial en curso, en el que la entidad de gestión había a su vez presentado un recurso contencioso-administrativo contra un apercibimiento del propio Ministerio. Los magistrados de la Audiencia Nacional consideran que no ha lugar porque la solicitud de esa intervención judicial “parte de la misma Administración demandada, que aprovecha un proceso iniciado por la entidad gestora para interesar una autorización que se sitúa fuera de dicho proceso”. Además, la Audiencia Nacional se declara no competente para resolver la solicitud de intervención interesada por el Ministerio de Cultura».

La respuesta ministerial es la siguiente: «Desde el 15 de julio de 2018 los estatutos de la SGAE no se ajustan a la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI). Por ello, el 27 de septiembre de ese año, el Ministerio apercibió a la entidad ante los incumplimientos legales detectados que, al no corregirlos, motivaron la petición de intervención temporal de la SGAE a la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional el 15 de febrero de 2019. El apercibimiento permanece en vigor y siendo plenamente aplicable y la finalidad del mismo es corregir el incumplimiento de tres temas concretos, básicamente: Aprobación de unos estatutos por la Asamblea General de la entidad de gestión que se adecúen a Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI); constitución de una junta directiva, a través de un procedimiento que respete todos los derechos de los socios, incluido el voto electrónico; y adopción de un reparto de los derechos de propiedad intelectual por la comunicación pública de obras de su repertorio en televisión que se ajuste a la Ley, y en base a un reglamento de reparto previamente ratificado por la asamblea general».

«Como el Ministerio de Cultura y Deporte ha venido manifestando en todo este tiempo -concluye la nota-, la SGAE es una entidad privada y desearía que se dieran las circunstancias para no necesitar acudir a otras instancias judiciales para solicitar que se autorice la intervención de ésta».