El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, posa junto a la 23 edición del Diccionario de la lengua española en los talleres de Barcelona donde se ha impreso la obra
El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, posa junto a la 23 edición del Diccionario de la lengua española en los talleres de Barcelona donde se ha impreso la obra - EFE

La nueva edición del Diccionario de la lengua española llega hoy a las librerías

El volumen ocupa 2.376 páginas, recoge 195.439 acepciones, 93.111 artículos y 140.000 enmiendas. Se han suprimido 1.350 artículos

Actualizado:

La vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española llega hoy a las librerías, tanto en España como en los países hispanohablantes de América. Su publicación se une a los actos de celebración del tricentenario de la Real Academia Española (RAE).

El volumen, cuya versión en papel ocupa 2.376 páginas, recogerá 195.439 acepciones, entre ellas cerca de 19.000 americanismos. El número de artículos de esta edición ascenderá a 93.111, frente a los 84.431 incluidos en la anterior y más del doble de los aparecidos en el primer diccionario de uso de la RAE, publicado en 1780.

Las enmiendas introducidas en esta edición, fruto de la colaboración de las 22 corporaciones integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), suman unas 140.000, que afectan a un total de 49.000 artículos. Las supresiones de artículos serán aproximadamente 1.350.

La RAE precisa que la aparición, entre 2009 y 2011, de un importante grupo de obras académicas (la Nueva gramática de la lengua española, la Ortografía de la lengua española y el Diccionario de americanismos) ha hecho necesario el desarrollo de trabajos de armonización entre los contenidos de estas obras y el Diccionario.

El pasado 14 de marzo se entregó el texto completo a la editorial y desde entonces se ha llevado a cabo un proceso de comprobación y corrección de pruebas que acabó a mediados del mes de agosto. El 30 de septiembre, el presidente de la RAE, José Manuel Blecua, avanzó las características generales del libro en los talleres de Polinyà (Barcelona) donde Espasa ha llevado a cabo el proceso final de encuadernación del diccionario.

Entre los últimos términos que el Diccionario de la lengua española incorporó a su versión electrónica, donde en los últimos trece años se han llevado a cabo hasta cinco volcados, figuran:

- «audioguía»: Dispositivo electrónico portátil de uso individual que, a través de grabaciones, proporciona información en la visita a una exposición, paseos turísticos, etc.

- «bótox»: Toxina bacteriana utilizada en cirugía estética.

- «cameo»: Intervención breve de un personaje célebre, actor o no, en una película o una serie de televisión.

- «cortoplacismo»: Conducta o actitud del cortoplacista.

- «dron»: Aeronave no tripulada.

- «pilates»: Método gimnástico que aúna el ejercicio corporal con el control mental, basado en la respiración y la relajación.

- «hipervínculo»: Enlace.

- «jonrón»: En el béisbol, jugada en que el bateador golpea la pelota enviándola fuera del campo, lo que le permite recorrer todas las bases y anotar una carrera.