Un momento del acto esta mañana en la plaza del Rey
Un momento del acto esta mañana en la plaza del Rey - s.g.

El mundo de la cultura escenifica su funeral como consecuencia de la ley Lassalle

Cientos de personas se han congregado esta mañana en la plaza del Rey para volver a reclamar la retirada del proyecto que reforma la Ley de Propiedad Intelectual

susana gaviña
Actualizado:

Camisetas, pegatinas, pancartas y globos -con el eslogan #leylassalleno- se han repartido gratis esta mañana en la plaza del Rey. Y no porque el acto en cuestión fuera una fiesta, si no todo lo contrario. Se trataba de un funeral, un funeral por la cultura escenificado esta mañana por artistas y representantes de las entidades de gestión, un acto organizado dentro de las movilizaciones contra la ley Lassalle.

«El IVA nos mata y la ley lasalle nos remata», «No al expolio cultural», «Lassalle dimisión», «La cultura es el 4,5 del PIB», «¿Por qué la ley solo beneficia a los poderosos?» han sido algunas de las frases que se han podido leer y escuchar en un acto al que han acudido varios cientos de personas del mundo de cultura, entre las que se encontraban caras tan conocidas como las de Juanjo Puigcorbé, Aitana Sánchez-Gijón, Asunción Balaguer, Pilar Bardem o Carlos Iglesias.

Con una marcha fúnebre, como música de fondo, y un ataúd de madera, muchos de estos artistas se han parapetado detrás de una gran pancarta en la que se podía leer: «Ley Lassalle, todos a la calle».

Varios de los participantes han ido leyendo por turnos las reivindicaciones de un sector en el que aseguran se han destruido 100.000 puestos de trabajo como consecuencia del IVA y de los recortes. «No al IVA, no a la ley, no a los recortes, no a la expropiación de nuestros esfuerzos y valores. No a la ley Lassalle», han reclamado. Textos en los que se ha recriminado «el apoyo del Gobierno a los poderosos».

El modelo transitorio de compensación de la copia privada, cargado a los Presupuestos Generales del Estado, ha sido uno de los temas centrales de sus reivindicaciones, afirmando que el Gobierno se preocupaba más por favorecer los intereses de la Industria tecnológica, «que ingresa al año 10.000 millones de euros y paga 1,2 de impuestos».

Como sucedió la semana pasada en el Círculo de Bellas Artes, donde creadores y entidades de gestión rubricaron una declaración en la que pedían la retirada del proyecto, para consensuarla con todoslos actores del sector, así como la implicación de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, esta mañana se ha vuelto a reclamar la retirada de un proyecto que de ser aprobado este mes de octubre, como está previsto, provocaría «menos contenidos de producción nacional, menos competitividad de nuestra cultura a nivel internacional, menos turismo, menos educación, menos I + D, menos esperanza en el futuro de las nuevas generaciones y más empobrecimiento del sector».

Una vez leído cada texto -que era acompañado por el grito de «No a la ley lassalle»-, este era despositado junto con un clavel sobre el ataúd.

Para finalizar, alguno de los presentes defendieron el futuro de la cultura echando mano del patrimonio cultural español y universal, esto es, con algunas frases pertenecientes a Cervantes, Confuncio, Stanislavski o Malraux... La más aplaudida la pronunció la actriz Asunción Balaguer: «Un hogar sin libros, es como un cuerpo sin alma».

Esta no será la última movilización del mundo de la cultura contra la ley lassalle, al parecer está previsto otro acto, a nivel nacional, el próximo 14 de octubre, día que tendrá lugar la votación la ley Lassalle en el Senado.