La Estación Espacial Internacional
La Estación Espacial Internacional - Archivo

Detectan una fuga de oxígeno en la estación espacial internacional

Los astronautas han reparado la avería, que pudo haber sido provocada por un meteorito

WashingtonActualizado:

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS), el laboratorio situado a 400 km sobre nuestro planeta, han logrado reparar una fuga de aire producida, probablemente, por la colisión con un meteorito. La NASA ha asegurado que el agujero, aparecido en el segmento ruso, es «diminuto» y no ha supuesto ningún peligro para la tripulación.

Los controladores de la ISS en Houston (EE.UU.) y Moscú detectaron la fuga anoche, según explica la NASA en un comunicado. Sin embargo, como no se trataba de un problema mayor, decidieron esperar a este viernes para avisar a los astronautas e iniciar la reparación, que no ha requerido una caminata espacial.

El pequeño agujero se encuentra en una de las dos naves Soyuz acopladas al módulo ruso Rassvet, también conocido como el Mini Research Module, o MRM-1. El orificio de 2 milímetros está en el módulo orbital, la parte superior del vehículo donde se sienta la tripulación durante los vuelos hacia y desde la estación espacial.

La NASA ha confirmado que la presión de la cabina de la ISS se mantiene estable después de que el equipo realizara los trabajos de reparación. Con la supervisión de los controladores de vuelo, el comandante de Soyuz Sergey Prokopyev usó una toallita de gasa empapada en epoxy, una resina fuertemente adhesiva, para sellar el agujero identificado como la fuente de fuga. Mientras los equipos discutían las opciones, los controladores de vuelo en Moscú realizaron un aumento parcial de la atmósfera de la estación utilizando el suministro de oxígeno del buque de carga ISS Progress 70.

Mientras tanto, Roscosmos ha convocado una comisión para llevar a cabo un análisis más detallado de la posible causa de la fuga. La web Space.com ha apuntado que la plataforma orbital podría haber recibido el impacto de un minimeteorito. De momento, todos los sistemas de la estación están estables y la tripulación está planeando regresar a su horario regular de trabajo el viernes, según informa la agencia espacial estadounidense.

Actualmente, hay seis astronautas a bordo de la estación: los estadounidenses Drew Feustel, Ricky Arnold y Serena Auñón-Chancellor; el alemán Alexander Gerst de la Agencia Espacial Europea (ESA) y los cosmonautas rusos Oleg Artemyev y Sergei Prokopyev.

La ISS, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares en el que participan dieciséis naciones, actualmente está integrada por catorce módulos permanentes y orbita a una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.