Pedro Duque e Iker Casillas - Archivo

La contundente respuesta de Pedro Duque al tuit de Iker Casillas que niega los viajes a la Luna

«Los hechos son hechos opine la gente lo que opine», contesta el ministro al portero del Oporto

MadridActualizado:

Casi 50 años después de que el astronauta de la NASA Neil Amstrong pusiera su pie en la Luna y pronunciara la famosa frase de «un pequeño paso para...» todavía hay gente que cree que aquello fue un montaje urdido para demostrar la supremacía estadounidense en la carrera espacial.

Da igual que existan decenas de documentos gráficos, huellas e instrumentos que todavía están ahí arriba y cuya existencia puede comprobarse con facilidad. Da igual que las explicaciones de por qué ondea la bandera de barras y estrellas cuando no debería hacerlo o por qué no aparecen los astros brillantes en las fotografías se hayan repetido hasta la saciedad (están al alcance de la mano de cualquiera con solo buscar en Google, en cientos de medios informativos y webs científicas). Da igual que la sola idea de una conspiración mundial para silenciar algo que sería tan fácil de desmontar por cualquier científico de cualquier país del mundo con conocimientos básicos sea una idea tan simple que dé risa. Da igual. Siempre habrá alguien que elija la versión enrevesada (falsa) de las cosas. Y entre ellos, Iker Casillas.

El portero del Oporto, ciudadano del primer mundo y al que se le puede suponer medianamente informado, publicó el pasado martes en su cuenta personal de Twitter este comentario: «El año que viene se cumplen 50 años (supuestamente) desde que el hombre pisó la Luna. Estoy en una cena con amigos... discutiendo sobre ello. ¡Elevo la tertulia a público! ¿Creéis que se pisó? ¡Yo no!».

Tras «elevar» la tertulia al público, el futbolista recibió más de 4.500 likes (¿personas que están de acuerdo con lo que dice?) y 7.000 comentarios. Como es lógico, Casillas no es ningún académico y es muy libre de decir lo que le plazca, pero su opinión refleja una preocupante visión sobre la realidad científica que, en efecto, comparten otras personas.

El tuit se hizo tan popular que incluso Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, se decidió a contestarle: «Los hechos no cambian opine la gente lo que opine. Los aparatos que llevaron, las huellas, los reflectores láser seguirán estando allí. La foto que despertó el sentimiento de conservación de la Tierra sigue existiendo», señaló el exastronauta también en un tuit.

La Tierra, desde la órbita de la Luna fotografiada por la tripulación del Apolo 8
La Tierra, desde la órbita de la Luna fotografiada por la tripulación del Apolo 8- NASA

La fotografía a la que hace referencia el ministro es la tomada por los astronautas del Apolo 8, la primera misión tripulada a la Luna, que entró en la órbita de nuestro satélite natural la víspera de Navidad del 24 de diciembre de 1968. Esa noche, el comandante Frank Borman, el piloto del módulo de comando, Jim Lovell, y el piloto del módulo lunar, William Anders, mostraron imágenes de la Tierra y la Luna desde su nave espacial. Sobrecogido, Lovell expresó: «La gran soledad es imponente y te hace darte cuenta de lo que tienes allá en la Tierra».

«Hipnosis colectiva»

No solo Duque ha contestado al polémico tuit desde el conocimiento. Dorothy Ruiz, ingeniera aeroespacial de la NASA en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson y especialista en operaciones espaciales para la Estación Espacial Internacional (ISS) desde Houston, le respondía así:

Otros divulgadores y astrónomos también han tuiteado explicaciones al respecto y fotos de instrumentos en la Luna.

Desde que se hizo cargo de su cartera, Duque no ha tardado en expresar su rechazo a las pseudociencias por peligrosas y engañosas. Quizás su tuit y otros semejantes de respuesta a Casillas pretendan combatir la expansión de algo que puede ser igual de dañino: la ignorancia. Especialmente en boca de personajes públicos con miles y miles de admiradores, muchos de ellos jóvenes y niños todavía por formar.

Más en Astronomía: El eclipse lunar más largo del siglo vendrá con compañía.