Cultura

Cultura / LIBROS

Amor y partículas

"Dios debe andar entre neutrinos", plantea Sonia Fernández-Vidal, autora de ‘Quantic love’

Día 24/01/2012 - 18.41h
Amor y partículas
Sonia Fernández Vidal. / Miguel Lorenci

Compartir

"Dios, si existe, debe andar entre neutrinos y quarks. Quizá sea parte de la materia misma; pero todo depende del concepto de Dios que se tenga". Lo aventura Sonia Fernández-Vidal (Barcelona 1978), doctora en física cuántica, divulgadora y autora de 'Quantic love' (La Galera). En una deliciosa novela que mezcla amor y partículas elementales y que explica a los lectores más jóvenes con llaneza y rigor conceptos cuánticos muy complejos. Ha querido presentarla en el CERN de Ginebra donde transcurre, la casa del gran colisionador de hadrones, la máquina más grande del mundo. Un mega acelerador de partículas en el que las mejores mentes del globo tratan de recrear qué pasó en el instante primordial, en la gran explosión del big bang que dio origen al universos hace 14.000 millones de años.

Los científicos del Centro Europeo de Investigación Nuclear generan cada segundo 40 millones de colisiones de unas partículas de inimaginable pequeñez en una tubería de casi 30 kilómetros, a cien metros bajo tierra, al filo de la velocidad de la luz y a menos 270 grados para recrear aquel instante original, generando temperaturas cien mil veces superiores a las del centro del sol.

¿Juegan los físicos a ser Dios o a explicarlo? "El juego no es ser Dios, sino saber cómo lo hizo; jugamos con una máquina del tiempo para ver qué leyes rigieron en el big bang y aproximarnos los más posible al instante original generando esa materia primordial, esa sopa de quarks y gluones que creó la materia y todo el universo cuando toda el cosmos se concentraba en un punto más pequeño que una mota de polvo", explica la doctora. "No creo -precisa- que la ciencia tenga la capacidad de definir qué es la verdad, ni que tenga las herramientas para decirnos si Dios existe o no, o lo que es".

Fernández-Vidal investigó casi dos años en el CERN, hasta que se despertó en ella la inquietud divulgadora. Publicó 'La puerta de los tres cerrojos', un inesperado bombazo que va por la séptima edición -60.000 ejemplares- y en al que anticipó el estilo divertido y desenfadado al que regresa con 'Quantic love'.

"Estoy enamorada de la ciencia y quiero compartir con los lectores esa pasión, abrir caminos a los más jóvenes mezclando amor y física cuántica” dice con una franca sonrisa que invita a saltar de su mano a una piscina de uranio enriquecido sintiéndose a salvo. El éxito editorial le ha permitido bajarse del tren de la investigación y subirse en marcha al de la divulgación. “¿Por qué no poner de moda la ciencia? me dije. Mi reto es que la gente, en especial los más jóvenes, dejen de tenerle miedo a palabras como física o cuántico, mostrar que la ciencia puede ser sexy y enamorar” dice esta rendida admiradora de Carl Sagan, Marie Curie y Albert Einstein.

Poesía y antimateria

Su herramienta divulgadora es esta vez la historia de Laila, una adolescente sevillana que descubrirá el en CERN la poderosa fuerza del amor y los fundamentos de universo. Será capaz de casar poesía y antimateria. Gracias a los 'frikis' con los que cruzará inquietudes, desengaños y pasiones, sabremos qué son los quarks, los neutrinos, o los teraelectronvoltios que impulsan a las nanopartículas a velocidades siderales bajo el suelo ginebrino, en las faldas de los Alpes.

"Despertar la chispa del interés, encender el fuego conocimiento es mi objetivo primordial. Si lo enciendes, todo lo demás llegará sólo", dice la escritora y científica, que además del CERN pasó por el laboratorio de Los Álamos, en Nuevo México, el segundo santuario de la física de partículas.

Vivimos un momento apasionante para la física en el que una partícula, el neutrino, lo ha puesto todo patas arriba. "Sabemos que viaja más rápido que luz, según se ha experimentado aquí; si ahora damos con la demostración teórica, que parece factible, acabaremos con la física de Einstein, daremos un vuelco radical a la comprensión del cosmos y entraremos en una nueva era", anticipa.

El bosón

"Aquí hay colaboración real -se felicita Sonia- entre gentes de todo los confines ante desafíos como dar con el bosón de Higgs", esa esquiva partícula elemental, la partícula de Dios según el Nobel Leon Lederman, que explicaría tantas y tantas cosas.

"Tenemos el puzzle casi completo del sistema estándar que explica cómo funciona el universo, pero nos falta una pieza esencial que explicaría por qué las cosas tienen masa, y esa pieza es el bosón de Higgs. Si existe, lo aclara todo. Si no, abre más puertas hacia el misterio", plantea la investigadora.

Asegura Sonia Fernández-Vidal que en ciencia "lo mejor está siempre por llegar" y que gracias al ensimismamiento y la pasión de tipos como los que deambulan por el CERN, llegamos a la luna o tenemos móviles, microondas puertas automáticas. "Cosas que hace nada eran un sueño imposibles de conseguir sin la física cuántica, que está detrás de un tercio de la economía mundial". Espera, con todo, que en el siglo XXI los grandes descubrimientos que pasmen a la humanidad vengan del campo de la biología y la biotecnología.

Se siente en su salsa el le CERN, una ciudad de la ciencia con más de 8.000 personas, la mitad científicos de altura, con un buen puñado de premios Nobel compartiendo cafés con jóvenes genios emergentes hindúes, chinos, canadienses o serbios. "Esto es hoy la Meca de la sabiduría, como lo fue la biblioteca de Alejandría en la antigüedad. El mayor cúmulo de saber y de talento que se pueda dar", se ufana. Disfruta de un capuchino en el mismo comedor en el que los sirve su protagonista, Laila, la camarera andaluza que llega a este templo del saber para servir café y cervezas a esas poderosa mentes que aquí crearon la World Wide Web, y que hoy tratan de averiguar, por ejemplo, por qué los humanos somos fruto de la derrota de la antimateria, ya que "la materia se impuso en el aquella explosión original, cuando podría haber sido al revés".

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»
Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
A. MUÑIZ Una retrospectiva de la aviación a través de fotos, dibujos e ilustraciones, desde los pioneros al turismo de masas
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.