Luis Merlo, Itziar Atienza, Antonio Molero y Maru Valdivieso, protagonistas de la obra de teatro «El test»
Luis Merlo, Itziar Atienza, Antonio Molero y Maru Valdivieso, protagonistas de la obra de teatro «El test» - ABC

Maru Valdivieso denunció acoso en el cine español: «Nos importa que los hombres estén a nuestro lado»

«La sociedad es ahora más receptiva, pero debería haber estado atenta y habernos escuchado», declara a ABC tras haber puesto voz y rostro al acoso sexual en el mundo de la escena

Actualizado:

Junto a rostros habituales de las tablas y la escena española, como Aitana Sánchez-Gijón, Ana Gracia y Leticia Dolera (que se sumó ayer), Maru Valdivieso (Madrid, 1964) ha alzado su voz para denunciar haber sufrido acoso. Su caso rezuma un denominador común al que esgrimen otras colegas y modelos: no se atrevió a denunciar en su día, no porque no tuviese coraje, sino por un sentimiento unánime, el de la culpabilidad. Cuenta que, a pesar de que era adulta, no tenía claros en ese moemnto dónde estaban los límites y ahora «reaccionaría de otra manera», declara a ABC desde Burgos, donde está de gira con la obra «El test».

¿Cómo fue acosada exactamente?

No sufrí acoso una vez, ha habido muchas.Elegí contar una experiencia con el autor del libro del que se iba a hacer una película. Yo debía pasar el casting porque no me habían adjudicado el papel. Antes de tener la entrevista con el director de la cinta, el autor me citó en su vivienda, subió al dormitorio y me dijo que tenía que probarle desnudándome que era la adecuada para el guión. La tensión que generó, me preguntó cosas durante horas, fue horrible... Logré zafarme solo cuando me arrancó la promesa de que nos veríamos en mejores circunstancias. Insistió durante años y, cada vez que lo veía, yo me ponía fatal. Un día verbalizó su acoso delante de todo el mundo en un rodaje, y un compañero me ayudó, entendió por lo que estaba pasando. Yo era incapaz de resolverlo por mí misma. He elegido este episodio porque hay hombres que nos entienden, que son solidarios. Yo no sabía salir. Nos importa que los hombres estén a nuestro lado.

¿Por qué lo denuncia ahora y no se animó antes?

Hay un momento en que la gente es receptiva. Muchas personas han declarado en entrevistas y en otras situaciones que fueron acosadas, pero milagrosamente ahora se abren las orejas y la sociedad escucha. En general, las mujeres nos defendemos mejor, nos sentimos más poderosas, independientes y no tentenos tanto miedo. En ese momento quise quitármelo de en medio, era lo único que me preocupaba. Ni se me ocurrió pensar que prosperaría.

¿Se ofrecen papeles a cambio de sexo en el cine español?

A mí, rotundamente, no. Hace muchos años que no tengo problemas de este tipo. Además, el hecho de que haya cada vez mujeres en puestos de dirección y producción hace que las cosas se desenvuelvan de otra manera. La profesión ha cambiado mucho.

¿Pero el cine sigue siendo un mundo machista?

Como otros ámbitos. Lo que falta es sensibilidad y un serio trabajo de empatía.

¿Cómo y cuándo se debe decir que no?

Cada persona reaccionará a su manera, pero yo ahora lo veo venir con facilidad. Y corto en el segundo cero. No hay que darles ni conversación. ¡Atomar por saco tu película!

¿Qué le diría a aquellos que consideran que deberían haber denunciado antes y que han alzado muy tarde su voz?

Que deberían haber estado más atentos y habernos escuchado. Estaban ciegos, sordos e insensibilizados. Eran inmunes.