Placas de beta-amiloide en el cerebro de un paciente con alzhéimer
Placas de beta-amiloide en el cerebro de un paciente con alzhéimer - ARCHIVO
ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

Identificada una mutación que acelera la pérdida de memoria en el alzhéimer

Los pacientes con alzhéimer que portan la variante ‘Met’ en el gen ‘BDNF’ sufren deterioro mucho más veloz de la memoria y de la capacidad de pensamiento

MADRIDActualizado:

El alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, es decir, causada por una destrucción progresiva de las neuronas del cerebro. Una enfermedad que se corresponde con el tipo más común de demencia –supone entre el 60% y el 70% de todos los casos, hasta 47,5 millones en todo el mundo, de demencia– y para la que aún no existe una cura. De hecho, tampoco hay ninguna terapia capaz de frenar su progresión. Tal es así que, dado que los tratamientos disponibles tan solo son eficaces si se administran antes de la aparición de los síntomas, el diagnóstico precoz es fundamental para minimizar el deterioro cognitivo de los pacientes. Más aún, si cabe, en las personas portadoras de la variante Val66Met –o ‘Met’– en el gen ‘BDNF’. Y es que como muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin en Madison (EE.UU.), los portadores de esta mutación experimentan un deterioro mucho más veloz de la memoria y de la capacidad de pensamiento que el resto de pacientes.

Como explica Ozioma C. Okonkwo, director de esta investigación publicada en la revista «Neurology», «en nuestro trabajo hemos encontrado que las personas en riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que portan esta mutación en el gen ‘BNDF’ sufren un deterioro más rápido de su memoria y capacidad de pensamiento. Por tanto, y dado que este gen puede detectarse antes de que aparezcan los síntomas del alzhéimer y, asimismo, se cree que esta fase presintomática supone un periodo crítico para la administración de terapias que pueden retrasar o prevenir la enfermedad, el gen podría constituir una diana muy importante para los tratamientos tempranos».

Deterioro más veloz

Las personas en riesgo de desarrollar el alzhéimer que portan esta mutación sufren un deterioro más rápido de su memoria y capacidad de pensamientoOzioma Okonkwo

Los resultados mostraron que hasta un 32% de los participantes portaba el alelo ‘Met’. Y lo que es más importante, que los portadores de esta variante genética sufrieron una pérdida mucho más veloz de la memoria y de sus capacidades de pensamiento que el resto de participantes. Concretamente, y mientras aquellos sin el alelo ‘Met’ mostraron una mejoría de 0,002 unidades por año en los resultados de los test de memoria y aprendizaje verbal, los portadores de la variante sufrieron una pérdida de 0,021 unidades anuales en la puntuación de estas pruebas.

Es más; el estudio también mostró que los portadores de la variante genética que tenían una mayor cantidad de placas de beta-amiloide sufrieron un deterioro aún más rápido de sus capacidades cognitivas.

Hay que hacer ejercicio

Pero, ¿por qué la presencia de la variante ‘Met’ se asocia a una mayor celeridad del deterioro cognitivo en los pacientes con alzhéimer? Pues la verdad es que no se sabe, si bien como apunta el director de la investigación, «es posible que, en ausencia de la mutación el gen ‘BDNF’ y la proteína que produce tengan una mayor capacidad protectora, preservando así la memoria y la capacidad de pensamiento».

Entonces, ¿puede plantearse que el aumento de los niveles de la proteína BDNF conlleve una mayor protección frente a la neurodegeneración en el alzhéimer? Pues en opinión de los autores, es una posibilidad que no debe descartarse. Como concluye Ozioma Okonkwo, «esta posibilidad es especialmente interesante porque los estudios previos han mostrado que el ejercicio puede incrementar los niveles de BDNF. Así, resulta fundamental llevar a cabo nuevas investigaciones para evaluar el papel que juegan el gen ‘BDNF y su proteína en la acumulación de beta-amiloide en el cerebro».