El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, esta mañana en su comparecencia ante la prensa
El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, esta mañana en su comparecencia ante la prensa - EFE

Malestar en Junts per Catalunya, que considera que la investidura podía celebrarse

Fuentes de la lista del expresidente desvelan que Torrent no les consultó la decisión y advierten que el pleno podía llevarse a cabo

BARCELONAActualizado:

La decisión del presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, de posponer «sine die» el pleno de investidura previsto para hoy ha provocado estupor en las filas de Junts per Catalunya (JpC), la formación del expresidente Carles Puigdemont.

Después del anuncio de Torrent, fuentes de esta formación se han apresurado a señalar que desde Junts per Catalunya se considera que hoy se daban las condiciones políticas para celebrar el pleno previsto para esta tarde. Asimismo, desde la JpC subrayan que la decisión del presidente de la cámara catalana no ha sido consultada ni comunicada a los representantes del grupo al que pertenece el expresidente cesado.

«En la era de las tecnologías, la comunicación es muy fácil cuando hay voluntad y todo queda registrado», ha espetado en Twitter la diputada de Junts per Catalunya, Aurora Madaula. Por su parte, Francesc de Dalmases, otro diputado del grupo de Puigdemont, ha subrayado desde Twitter que «defender la soberanía del Parlament» significa «mantener el compromiso con el mandato popular y la mayoría independentista» y ha añadido: «La historia no nos perdonará ninguna reculada y no queremos recular. Las diputadas y los diputados de JxCat estamos convocados y nos mantenemos firmes».

El presidente del Parlamento de Cataluña ha anunciado esta mañana la decisión de «aplazar» el pleno para defender «los derechos» del candidato a la presidencia de la Generalitat y lo ha comunicado en una rueda de prensa en la que ha cargado duramente contra el Gobierno y el Tribunal Constitucional (TC).

Torrent ha reiterado, eso sí, que Puigdemont sigue siendo su único candidato y ha ordenado a los letrados del Parlament que presenten «alegaciones» ante el TC, porque «ni Soraya Sáenz de Santamaría ni el TC decidirán quien ha de ser el presidente de la Generalitat».

Desde Junts per Catalunya han agradecido que Torrent señale a Puigdemont como el único candidato y que, a su parecer, se haya comprometido públicamente a no presentar ni proponer ningún candidato alternativo.

ERC avala el aplazamiento

Por su parte, el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha avalado la decisión de Torrent ya que el pleno, ha dicho, debe hacerse de forma «real y efectiva». Sabrià ha insistido en que una investidura «real y efectiva» deberá permitir con posterioridad que haya un «nuevo Govern» que levante la aplicación del artículo 155.

Pero para dejar claro que la primera apuesta de ERC sigue siendo a la vez Puigdemont, Sabrià ha señalado que Torrent, con su decisión, hace caso al presidente huido en Bruselas en el sentido de que busca «hacer una defensa efectiva de los derechos de los diputados» del Parlament.