El palacio del Infantado de Guadalajara cierra temporalmente por posible aluminosis

Los técnicos realizarán unas catas en una parte del edificio monumental

Actualizado:

El palacio del Infantado de Guadalajara cierra desde este jueves sus puertas como medida preventiva y por razones de seguridad para realizar unas catas y determinar la posible existencia aluminosis en una parte del edificio monumental.

Una decisión que ha sido anunciada este mismo jueves por el viceconsejero de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa, acompañado del subdirector general de Museos del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Miguel González; el subdirector general de Obras de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos del Ministerio, Amando Cuellas, y el secretario técnico de la Gerencia de Infraestructuras, Cultura y Deportes del Ministerio, José María Mediero.

La decisión de cerrar temporalmente el palacio, lo que conlleva de momento que el popular Maratón de Cuentos no se celebre en este recinto, se toma como recomendación de los técnicos y expertos del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) ante «el potencial riesgo que puede sufrir personas y bienes» y para que el Ministerio pueda efectuar «a la mayor brevedad posible» un análisis en profundidad de todo el edificio tal y como lo ha señalado Carrascosa.

Patologías y recomendaciones

Según Carrascosa, aunque el informe elaborado por especialistas del Cedex habla de unas patologías y recomendaciones preventivas «mínimas» que pasarían, entre otras cosas, por limitar el aforo al Museo a razón de una persona por cada tres metros cuadrados e impedir la acumulación de cargas puntuales en los forjados, se ha considerado que es mejor cerrarlo temporalmente.

Tal y como ha señalado el viceconsejero, este cierre «preventivo» es tan sólo una medida para que en el menor tiempo posible se realice un estudio en profundidad que detecte con exactitud cuál es el estado del edificio, pero ha dejado claro que aunque el monumento se cierre, el museo seguirá con las actividades programadas con los espacios que se dispongan desde la Junta.

Por su parte, Mediero, en nombre del Ministerio, propietario del edificio, ha explicado que los trabajos que se van a realizar a partir de ahora son catas para estudiar la extensión de la patología detectada teniendo en cuenta que donde se ha observado la misma es concretamente en la fachada que da a la galería porticada que da a su vez al jardín.

Ahí es donde se observó que había cedido una parte del muro de cerramiento del edificio y que había apalancado la fachada, que ya no presenta un paño totalmente vertical.

Informe de gestión al Cedex

Al descubrir los técnicos que las vigas que sujetan todo el forjado del suelo de la galería no les gustaban, encargaron un informe de gestión al CEDEX, y «nos anuncian que hay cemento aluminoso o con aluminosis», un tipo de cemento que se empleaba muy habitualmente en España en los años cincuenta y que es muy poroso y absorbe mucho la humedad y el agua, y produce la corrosión de los elementos metálicos, es decir de las vigas, ahora con un marcado color rojizo.

Este tipo de cemento se prohibiría precisamente años más tarde; pero de momento, desde el Cedex han estado estudiando qué zonas del palacio se han reconstruido en los años sesenta para ver en cuales se pudo haber usado este material y trabajar en base a ello pero en base a "un estudio amplio de todo el edificio" y los análisis correspondientes.

En todo caso, el responsable del Ministerio ha querido dejar claro que el edificio no presenta grietas sino que se trata de una medida «preventiva» porque se desconoce aún la situación pero ha aclarado que hasta que no se lleven a cabo los análisis poco más pueden decir.

Por su parte, el subdirector general de Obras de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Amando Cuellas, ha precisado que en su opinión la situación "no es alarmante" sino "de prudencia", y ha preferido hablar de calas en vez de patologías.

Picado de suelos, techos y viguetas

Cuellas ha incidido que el estudio de calas va a consistir en el picado de suelos, techos y viguetas para extraer muestras y ver de que están fabricadas.

Por su parte, el subdirector general de Museos del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Miguel González, ha incidido en el compromiso de todas las instituciones para solventar lo antes posible esta situación tras insistir en que «el Museo no cierra», sin embargo, este año el Maratón de Cuentos no se celebrará en el palacio.

Esta patología ha sido detectada hace unos meses durante la realización de unos trabajos en el propio edificio pero se ha querido desvincular que fuera precisamente cuando se actuaba para ver dónde se podía habilitar una vivienda para los herederos del duque el Infantado.

En todo caso, este jueves se inaugura Farcama precisamente a las puertas del Infantado, un evento al que no afectará para nada.