GRABACIÓN EXCLUSIVA

El jefe de la Guardia Civil de Baleares reconoció y justificó agresiones a detenidos

«Quien no ha soltado una hostia en esta Guardia Civil, es que ha trabajado poco», asegura el coronel Barceló. «Yo, así de veces, luego ya veremos lo que hay que escribir». Reconoce la grabación pero asegura que es «contrario a esas prácticas»

El coronel Barceló jura el cargo, en enero de 2012, ante el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa - EFE

El coronel Jaume Barceló, máximo responsable de la Guardia Civil en las Islas Baleares, reconoce y justifica en una grabación a la que ha tenido acceso ABC agresiones a detenidos. «Hostias y un golpe lo hemos dado ¡todos! Yo, así...», comienza. Barceló incide en que estos hechos son, a su juicio, generalizados: «El que ha trabajado un poco en esta Guardia Civil y no ha soltado una paparra (un bofetón en lenguaje coloquial en Mallorca) es que ha trabajado poco, porque eso lo hemos hecho todos».

El coronel mallorquín (Campos, 1957) da a entender que él repartió bofetones habitualmente cuando era más joven: «Yo me quité en el año 96-97, empecé a bajar, porque empecé en Policía Judicial en el 90 y a los cinco o seis años visto cómo iban los derroteros...». Pero lo volvería a hacer: «A mí un tío que pega a un guardia, aún hoy por hoy todavía se lleva un par de hostias, hoy por hoy».

El coronel da a entender que después, para tapar los hechos, usaría la presunción de veracidad de los agentes: «Después ya veremos, ya escribiremos, ya veremos lo que tenemos que hacer». Se refiere, según fuentes conocedoras del caso, a confeccionar un informe para tapar las agresiones.

En otro momento de la grabación, el coronel Barceló repite, palabra por palabra, que «hostias y un golpe lo hemos dado ¡todos! Yo, así...», dice mientras con las manos hace un gesto de abundancia, revelan a ABC fuentes conocedoras de la escena.

Barceló, a ABC: «Soy contrario a esas prácticas»

Jaume Barceló aseguró este miércoles a ABC que «me imagino de qué conversación se trata, pero yo no soy de esa dinámica, sino todo lo contrario, muy escrupuloso con la legalidad». Insiste en que es «absolutamente contrario a esas prácticas, las odio y las persigo, y en 40 años en la Guardia Civil nunca he tenido una denuncia».

La grabación se realizó en una reunión en la Comandancia de Palma de Mallorca en el año 2011 «de forma casual, por error», aseguran a este diario fuentes conocedoras del suceso. Había un dispositivo preparado para grabar otro asunto en el cuartel y, entre tanto, se produjo la reunión y la grabación con el coronel Barceló.

En esa fecha Jaume Barceló era el número dos de la Comandancia de las Islas Baleares, por debajo del coronel Basilio Sánchez. El protagonista del audio tomó posesión del mando de la Zona de las Islas Baleares en enero de 2014, en un acto presidido por el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, en el acuartelamiento «Jaime II» del Regimiento de Infantería Ligera «Palma 47».

Según las fuentes consultadas por este diario, Jaume Barceló, que tiene bajo sus órdenes a más de 2.000 guardias civiles, ha alardeado en numerosas ocasiones de haber «sacudido» a detenidos y ha relatado varios episodios matizando «que ya han prescrito porque llevo muchos años fuera de la calle». En la grabación estaban hablando de casos de presuntas torturas de guardias civiles que en esos momentos estaban en los tribunales.

Baleares es una zona donde son habituales los enfrentamientos en lugares de ocio. De hecho, la Audiencia de Palma absolvió a dos guardias acusados de torturas a un detenido en Ibiza en 2009. También en 2009 se abrió un procedimiento contra cuatro guardias por torturas a dos detenidos en Mallorca. La Audiencia de Palma los condenó, pero el Supremo los absolvió en 2015. Otro guardia fue condenado por abofetear a un menor en 2011.

Toda la actualidad en portada

comentarios