Máximos responsables operativos de la Guardia Civil y la Gendarmería mauritana - abc

La Guardia Civil patrullará también en tierra en Mauritania con la Gendarmería para combatir la inmigración ilegal

Actualizado:

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y el de la Gendarmería Nacional de Mauritania, el general de brigada Soultane Ould Mohamed Saoud, han firmado un Memorando de cooperación que recoge asuntos relativos a la inmigración irregular, así como la creación del Proyecto «Cabo Blanco», mediante el que se implantarán patrullas conjuntas de vigilancia marítima entre ambos Cuerpos policiales en las aguas territoriales y la zona contigua de Mauritania, con el fin de controlar el flujo de las embarcaciones sospechosas y las actividades ilícitas o de inmigración irregular que se dirigen hacia las Islas Canarias.

La principal novedad que implantará este Memorando con respecto a otros acuerdos entre ambos Cuerpos policiales es que, por primera vez, además de las patrullas conjuntas de vigilancia marítima, a partir de ahora se contará con patrullas mixtas terrestres, que se encargarán de la vigilancia de las fronteras para controlar la inmigración irregular.

La Guardia Civil dispondrá de dos embarcaciones de 30 metros, un buque oceánico y un helicóptero para llevar a cabo las patrullas mixtas en Nuadibú y Nouakchot (Mauritania). Además, el Servicio Marítimo instruirá a los agentes de la Gendarmería Nacional de Mauritania en materia concerniente a la conducción de las embarcaciones.

Por otra parte, la Guardia Civil desplazará un Oficial de Enlace a Nuadibú, así como los recursos humanos necesarios para desarrollar los cometidos aprobados en el Memorando.

Por su parte, la Gendarmería Nacional de Mauritania se encargará de los trámites necesarios para operar en puertos y aeropuertos, así como de la protección de los agentes de la Guardia Civil, buques oceánicos, patrulleros y helicópteros durante la ejecución del proyecto. También desplazará un Oficial de Enlace a Las Palmas, así como los recursos humanos necesarios para el desarrollo de los compromisos adquiridos.