El Gobierno reducirá la colegiación obligatoria de 80 a 38 profesiones
fotolia

El Gobierno reducirá la colegiación obligatoria de 80 a 38 profesiones

El anteproyecto de ley busca mejorar la competitividad de varias profesiones reduciendo obligaciones y costes

Actualizado:

Tal y como lo venía pidiendo el Fondo Monetario Internacional, el anteproyecto de Ley de Colegios y Servicios Profesionales que prepara el Gobierno busca incrementar la competitividad de las profesiones. Se reduce así el número de profesiones de colegiación obligatorio de 80 a 38.

Dismunuyen los costes y las obligaciones de colegiaciónSegún fuentes conocedoras del proyecto, el cambio del marco regulatorio beneficiará en gran parte a los profesionales ya que disminuirán los costes y las obligaciones de colegiación. La nueva normativa prohibirá la cuota de inscripción en los colegios que tengan carácter obligatorio y la cuota periódica solo podrá servir para el sostenimiento de las funciones públicas y los servicios obligatorios del Colegio. Esta última tendrá un máximo de 240 euros anuales. Además, se unifica el marco regulatorio, ya no habrá profesiones que sean obligatorias en una comunidad autónoma sí y en otra no.

Quedarán fuera de la lista los abogados de empresa y los arquitetos e ingenieros que, en régimen de dependencia laboral, no firmen proyectos ni dirijan obras ni su ejecución.

Los Colegios tendrán un plazo de 10 días para aceptar una solicitudNo solo se abaratará la profesionalización. Los derechos de los colegiados mejorará en cuanto que los Colegios tendrán un plazo máximo de 10 días para aceptar o rechazar una solicitud. En el caso de no emitir respuesta, se deducirá que la respuesta es positiva en favor del aspirante. En temas de bajas, el plazo se restringe a dos días desde que se solicita y el cese del pago de la cuota será efectiva desde el mismo momento en que se pide.

Más transparencia

Asimismo, el anteproyecto de ley busca reformar la transparencia de los Colegios al exigir la publicación de una memoria anual que incluya las cuentas de cada institución así como la obligación de que cada colegio de pertenencia obligatoria se sujete a una auditoría.

Bajarán los precios, beneficiando a los consumidoresLos consumidores también se verán beneficiados con la nueva legislación. Al disminiur los costes para el acceso a la colegiación y con el consecuente aumento del número de profesionales registrados (especialmente jóvenes), el incremento de la competencia en cada sector se traducirá, previsiblemente, en unos menores precios para cada servicio. También, en las ventanillas únicas de cada Colegio, se informará con carácter obligatorio de aquellos colegiados que hayan sido expulsados o suspendidos del ejercicio profesional.

El número de profesiones que tendrán obligación de colegiarse se reduce en más de la mitad. Así, solo tendrán que registrarse los médicos, dentistas, farmacéuticos, veterinarios, enfermeros, fisioterapéutas, podólogos, ópticos-optometristas, biólogos, físicos, químicos, geólogos, psicólogos, arquitectos, arquitectos técnicos, abogados, procuradores, graduados sociales, notarios, registradores de la propiedad y mercantiles, así como las ingenierías e ingenierías técnicas reguladas.