Doña Elena, junto a Astrid Fina, Jon Santacana, Miguel Galindo y Víctor González
Doña Elena, junto a Astrid Fina, Jon Santacana, Miguel Galindo y Víctor González - CPE

El equipo paralímpico cuenta las horas para Pyeongchang

La Infanta Elena preside la despedida de los cuatro integrantes del conjunto español en los Paralímpicos de Invierno, que comienzan el 9 de marzo

Actualizado:

El equipo paralímpico español que participará en los Juegos de Pyeongchang ya está listo para iniciar una nueva andadura que espera cosechar éxitos. El 9 de marzo es la fecha marcada para Jon Santacana, Miguel Galindo, Astrid Fina y Víctor González, los deportistas que defenderán el pabellón español en Corea del Sur en las modalidades de esquí alpino y snowboard. El primero será la gran estrella, que disputará sus quintos Juegos Paralímpicos para ampliar su palmarés de ocho preseas, mientras que el último será el gran debutante.

Santacana y su deportista de apoyo, Miguel Galindo, pertenecen a la Federación Española de Deportes para Ciegos y participarán en la disciplina de esquí alpino, que consta de cinco pruebas: eslalon, gigante, supergigante, supercombinada y descenso. El vasco tiene la enfermedad de Stargardt, una dolencia genética que afecta a la retina y por la que solo tiene un 5% de visión, pero eso no le impide lanzarse por una colina a más de 120 km/h con la única ayuda de las indicaciones de Galindo.

Es la quinta participación de Santacana en unos Juegos Paralímpicos (la cuarta junto a Galindo), tras haber competido en Salt Lake City 2002, Turín 2006, Vancouver 2010 y Sochi 2014, donde logró ocho medallas (tres de oro, tres de plata y dos de bronce). En Pyeongchang, la pareja volverá a ser la gran baza del equipo español.

El debutante en esta ocasión en los Juegos es Víctor González, que ya practicaba snowboard antes de sufrir un accidente que limitó su movilidad en ambas piernas. El rider asturiano Consiguió la clasificación al meterse entre los ocho primeros del ránking mundial de su clase, la SB-LL1.

La barcelonesa Astrid Fina, por su parte, disputará en Corea sus segundos Juegos Paralímpicos, tras iniciarse en Sochi 2014 con un diploma. Esta temporada, Fina ha conseguido varias medallas en la Copa del Mundo de snowboard, tanto en cross como en banked slalom y confía en regresar de Asia con una medalla, aunque no es su objetivo principal. «Quiero disfrutar de esta nueva experiencia, ya sin los nervios de Sochi», comentaba a ABC en la despedida del equipo este lunes en la sede del Comité Paralímpico Español.

Apoyo final

La Infanta Elena fue quien presidió la marcha de los cuatro integrantes del conjunto nacional, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y al presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete. Doña Elena les deseó suerte y aseguró que todos estaban «orgullosos» aunque no consiguieran medalla. En la misma línea habló Méndez de Vigo, quien les indicó que mientras durase la competición en Corea acudiría al Congreso y a sus actividades ministeriales con la característica mochila roja del equipo español, en señal de apoyo. Hizo, además, hincapié en lo importante que es que las historias de superación lleguen a la sociedad, ya que son «una ayuda para muchos».

También acudieron a la despedida el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda; el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés; y un nutrido grupo de representantes de las empresas patrocinadoras del Plan ADOP.