sindrome, sensibilidad, quimica, causa, ruptura, familiar, social, laboral
sindrome, sensibilidad, quimica, causa, ruptura, familiar, social, laboral
Publicado Actualizado domingo , 27-12-2009 a las 02:57:57
JÚLIA GIRIBETS
TARRAGONA. La ciudad de Tarragona acoge el primer centro donde se atiende jurídicamente a aquellas personas afectadas por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SSQM) a nivel estatal. Los abogados del Col.lectiu Ronda, son los impulsores del centro que está ubicado en el Port Tarraco y se ha diseñado para cumplir todas las exigencias ambientales que reclaman las condiciones físicas de los afectados por el Síndrome.
El SSQM es una enfermedad grave y de carácter permanente que puede derivar en Síndrome de Fatiga Crónica Severo. También se le asocian otras patologías como la Fibromialgia Severa y el Hipotiroidismo. Estas enfermedades se producen mediante el contacto con determinados productos químicos que, en dosis ínfimas, producen una afectación sistémica general grave, afectando al nivel neurológico, articular, vías aéreas, etc, que acaba conllevando una importante pérdida de calidad de vida.
Entre estas personas afectadas se encuentra Francisca Gutiérrez Clavero que sufrió un primer episodio a principios de los 90 debido a una fumigación en la Universidad de Alicante en donde trabajaba como administrativa. Sin embargo, no fue diagnosticada de SSQM hasta el año 2004. «Es una enfermedad políticamente incorrecta porque pone en tela de juicio nuestra sociedad del bienestar porque se están utilizando productos que acaban enfermando a la ciudadanía», explica Francisca y añade que «esto hace que el colectivo de enfermos no sea aceptado por las empresas químicas que tienen muchos intereses».
Sin atención médica Los afectados no pueden tomar medicamentos, sólo sustancias de origen biológico, sin aditivos. Pero el problema más grave es que no tienen atención médica, ya que la enfermedad no está reconocida en España, al contrario que en otros países como Alemania, Japón, Austria o Estados Unidos. «Aunque lo hemos pedido, aquí no quieren admitirla». Según un estudio, el SSQM afecta en nuestro país a un 1% de la población, es decir a unas 400.000 personas.
Francisca explica lo duro que es convivir con la enfermedad. «Si viene alguien a visitarme se ha de haber lavado con un jabón específico y no llevar colonia, me podría producir una fuerte crisis, que me puede dejar inválida durante un mes y medio».
A parte, asegura que la enfermedad comporta «un aislamiento familiar, porque todos han de llevar tu ritmo, una ruptura social, laboral y deja de entrar dinero y aumentan los gastos, porque hay una falta de atención sanitaria, ya que la sanidad pública no desembolsa ni un duro».
Actuaciones iresponsables El Col.lectiu Ronda hace años que denuncia que las fumigaciones sin tener en cuenta la salud de las personas son frecuentes en España. Por ello, proponen un protocolo de actuación a las administraciones que acabe con las actuaciones «irresponsables» que se están llevando a cabo. Jaume Cortés, abogado especialista en riesgos laborales, asegura que éstas serán, sin duda, «las enfermedades laborales del siglo XXI».

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es