El TS anula el protocolo de intervención de la Unidad Militar de Emergencias por no contar con los informes perceptivos
El Tribunal Supremo paraliza la UME, el proyecto militar estrella de Zapatero
Viernes, 21-11-08
El compendio de originalidades de la Unidad Militar de Emergencia (UME) por denominación, funciones y dependencia orgánica ha chocado con la Justicia. El nuevo cuerpo militar pero en la práctica casi de bomberos, dedicado a protección civil, y creado por José Luis Rodríguez Zapatero en la pasada legislatura a imagen de uno similar que hay en Francia -Estado con cuerpos nacionales generalizados para todo- no encaja en nuestro entramado administrativo. El Tribunal Supremo considera que hay invasión de competencias -protección civil está trasferido a las Comunidades Autónomas- y que en su creación el Gobierno se saltó el preceptivo informe del Consejo de Estado más el de la consulta a la Comisión Nacional de Protección Civil.
La UME es peculiar en todo. Es de naturaleza militar, pero se ocupa de las catástrofes naturales. Además, es una especie de «cuarto ejército», pues no tiene dependencia orgánica ni funcional del Ejército de Tierra, ni de la Armada ni del Aire. Depende directamente del presidente del Gobierno y es una unidad de 4.300 soldados al mando de un teniente general cuando, por ejemplo, la Infantería de Marina se conforma con un general de división.
Recurso vasco
El Tribunal Supremo ha anulado el real decreto por el que se creó el protocolo de intervención de la UME, aprobado por el Consejo de Ministros el 23 de marzo de 2007. La correspondiente sentencia de la sala de lo contencioso-administrativo declara nulo de pleno derecho el citado decreto y da la razón al Gobierno autonómico vasco, que interpuso el recurso contra el Ejecutivo central al considerar que con esa norma invadía sus competencias en materia de protección civil y seguridad jurídica.
Según la sentencia, difundida por Europa Press, el Ejecutivo de Zapatero tenía que haber solicitado un dictamen previo a la Comisión Nacional de Protección Civil porque el protocolo «afecta a la seguridad de las personas y bienes». Al no hacerlo, contravino la Ley de Protección Civil, que establece que esta comisión tiene entre sus funciones «informar las disposiciones y normas reglamentarias que, por afectar a la seguridad de las personas y bienes, tengan relación con la protección civil».
En el mismo fallo, del que ha sido ponente el magistrado Antonio Martí, se recuerda que en la citada comisión participan las comunidades autónomas. Los magistrados de la Sección Cuarta añaden como segundo argumento que, según ha establecido el Tribunal Constitucional en su jurisprudencia, las normas que afectan a competencias de la Administración central y de las comunidades autónomas -caso de la protección civil, cuya planificación corresponde a éstas- requieren de audiencia a los gobiernos regionales afectados.
Del mismo modo, consideran «preceptivo» el informe del Consejo de Estado argumentando que el reglamento tiene un carácter ejecutivo, por lo que precisa de su dictamen, y no meramente organizativo, tal y como alegó el Abogado del Estado. Así, «lo que predomina» en el protocolo «no es precisamente la organización» de la UME, según la sentencia, sino «cuándo actúa, cómo actúa, cómo se relaciona, qué efectos produce su intervención respecto a otras autoridades y respecto a las personas» y cómo se regula la responsabilidad de sus actuaciones en relación con otras administraciones.
En el ministerio de Defensa prefirieron esperar a tener el texto de la sentencia antes de dar una respuesta al Supremo. En la oposición no causó sorpresa, pues el fallo viene a dar la razón al PP en todas las críticas que hicieron durante la legislatura pasada ante la «ocurrencia» de Zapatero. El PP sostuvo que el Ejército siempre ha estado para las situaciones de emergencia sin necesidad de crear una unidad específica.
«Capricho de Zapatero»
Arsenio Fernández de Mesa, vicepresidente de la Comisión de Defensa, insistió en que la UME siempre fue un «capricho faraónico» de Zapatero, recordó que las partidas destinadas a la unidad son de las pocas que no bajan en los últimos Presupuestos del Estado e insistió en que España no está para ese tipo de «despilfarros». Además de anunciar que pedirán explicaciones en el Congreso a la ministra, el diputado del PP reiteró la exigencia de que los militares adscritos a la UME, los mejor pagados de las FAS, entren en los relevos de soldados en misiones en el exterior.

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...