La antigua estación de Chamberí es hoy una de las visitas menos conocidas y más curiosas de Madrid
La antigua estación de Chamberí es hoy una de las visitas menos conocidas y más curiosas de Madrid

¿Por qué el Metro de Madrid circula por la izquierda?

Se cumplen 95 años desde que Alfonso XIII inauguró la primera línea del Metro, cuyos trenes circulan al contrario que los coches

Actualizado:

Hace 95 años, el 17 de octubre de 1919, el rey Alfonso XIII inauguró la Línea 1 del Metro de Madrid entre Puerta del Sol y Cuatro Caminos con un recorrido subterráneo de 3,48 kilómetros y ocho estaciones. Desde el proyecto inicial -ideado por los ingenieros Miguel Otamendi, Carlos Mendoza y Antonio González- hasta hoy, el suburbano de la capital se ha expandido a lo largo de 293 kilómetros salpicados por 300 estaciones.

Para celebrar su 95 aniversario vamos a desvelar algunos detalles curiosos. Por ejemplo, ¿por qué motivo los vagones de metro circulan por la izquierda cuando el resto de los transportes y redes ferroviarias transita por la derecha? Aunque parezca increíble, en el año que se inauguró la primera línea de Metro todos los vehículos circulaban por ese sentido: antiguamente los cocheros de los carruajes de caballos llevaban las riendas con la mano izquierda y el látigo en la derecha y para evitar que golpeasen a algún peatón se estableció que su recorrido fuera por la izquierda. El sentido actual de circulación se activó en 1924, cuando el Metro de Madrid ya estaba construido y suponía un gasto excesivo modificar la marcha de los trenes.

Otra teoría se centra en que al diseñar y comprar la maquinaria del Metro en Inglaterra se adoptó la normativa inglesa de circulación ante la falta de normalización del tráfico en España.

¿Por qué actualmente la Línea 1 del Metro solo tiene siete paradas en vez de ocho? ¿Existirá una estación fantasma como cuentan las leyendas urbanas? No, la solución es muy sencilla. Ante el incremento de pasajeros a principios de los 60 se aumentó la longitud de los trenes, pero en la estación de Chamberí fue imposible ampliar su tamaño por su situación en curva y su proximidad a las paradas de Bilbao e Iglesia por lo que el 22 de mayo de 1966 la Compañía Metropolitana decidió clausurarla.

La estación de Chamberí, diseñada por Antonio Palacios, permaneció inutilizada durante más de cuarenta años hasta que en 2006 comenzó su restauración, obra de los arquitectos Pau Soler y Miguel Rodríguez. Por fin, el 25 de marzo de 2008 se inauguró la «estación fantasma» transformada en el Andén 0: un museo que nos transporta a los viajes de un tiempo pasado donde los artistas realizaban los carteles publicitarios sobre azulejos, las escaleras brillaban por los cristales incrustados en el cemento, las taquillas y los tornos eran de hierro y los mapas que indicaban el trayecto de los trenes eran pintados a mano. En el antiguo andén de Chamberí uno puede imaginarse a la gente que se refugiaba allí durante bombardeos aéreos o a los jefes de estación comprobando los billetes hasta que de pronto un ruido ensordece a los visitantes por unos segundos: un moderno suburbano de la Línea 1 transita sin parar y a la velocidad de un rayo por la estación fantasma.

Horarios de visita