Richard Yu, presidente de Huawei, durante una conferencia
Richard Yu, presidente de Huawei, durante una conferencia - REUTERS
ENTREVISTA

Richard Yu, CEO de Huawei: «No dejamos ninguna puerta trasera para ningún gobierno, incluido el chino»

El consejero delegado de la unidad de consumo de la firma china se defiende de las sospechas de ciberespionaje y valora, aunque escuetamente, la guerra comercial de China y Estados Unidos

ENVIADO ESPECIAL A BARCELONAActualizado:

Lo tiene claro: «No dejamos ninguna puerta trasera para ningún gobierno, por supuesto, incluido el chino». Son palabras, tajantes como sí solas, las pronunciadas por Richard Yu, jefe mundial del negocio de Consumo de Huawei Technologies Consumer Business Group. La firma china ha estado envuelta en una controversia global que le ha llevado a estar en el centro de de una guerra comercial entre Estados Unidos y China a costa, en la que se han introducido intensos debates alrededor: dudas sobre el desarrollo de las futuras redes 5G, sospechas de ciberespionaje y una coyontura industrial marcada por la desaceleración de la economía a nivel mundial.

Pero el dirigente asiático, aclara en una entrevista exclusiva para ABC, que sus productos tecnológicos están protegidos. A las dudas de los consumidores ante si sus datos pueden ser cedidos a un gobierno, Yu se defiende: «Hemos incluido el Reglamento General de Protección de Datos en Europa, y la encriptación de los datos del dispositivo es una de nuestras prioridades. Hacemos todo lo posible para garantizar la privacidad y seguridad de los datos de nuestros clientes», apunta.

De hecho -insiste- «no dejamos acceder a los datos de ningún teléfono a nadie». «En algunos países la policía nos ha pedido desbloquear un teléfono para encontrar a unos ladrones, pero ni siquiera lo hemos hecho en esa ocasión. La realidad es que para romper la encriptación de un teléfono, necesitaríamos 407 años utilizando el mejor ordenador del que disponemos», sostiene. A su juicio, «no dejamos ninguna puerta trasera para ningún gobierno, por supuesto, incluido el chino. Vivimos una economía abierta y globalizada en más de 100 países. No tienen sentido hacer algo así».

Huawei, este año, ha marcado tendencia a nivel tecnológico. Durante su puesta en escena del Mobile World Congress, que da comienzo este lunes en Barcelona, la firma china ha soprendido a todos con su apuesta por los móviles flexibles. Un concepto de movilidad llamado a marcar tendencia y que este 2019 será recordado por su debut en el mercado.

¿A partir de ahora las pantallas plegables serán un nuevo estándar? «La mayoría de las personas quieren tener pantallas cada vez más grandes, es más cómodo para leer. A los teléfonos de pantalla más pequeña también les puede beneficiar ser plegables, ocuparán menos espacio. En unos años vamos a ver cómo los teléfonos que se pliegan pasarán de la gama alta a la gama media, y luego a la gama baja. Paso a paso. Pero sí espero que se convierta en un nuevo estándar», considera Yu.

Habla, sin duda, del Mate X, el primer teléfono plegable del mundo con capacidades 5G. Eso sí, toda esta innovación tiene un precio y el Mate X se ha convertido también en uno de los teléfonos más caros de la historia, 2.399 euros. Algo impagable para muchos consumidores. A la pregunta de cómo va a versar su estrategia para competir contra el Fold de Samsung -más barato-, el directivo de Huawei valora, cómo no, su desarrollo: «El mecanismo de la bisagra que hace que se pueda plegar el Mate X es muy sofisticado y ha sido muy caro de producir. Hemos resuelto un problema físico que era irresoluble hasta ahora».

Y añade más datos: «Lo que ha supuesto más de dos años de inversión en I+D y 1.000 millones de coste. Pero, mi sueño es que en unos años el teléfono plegable esté accesible a todo el mundo. Siempre existe la posibilidad de ir rebajando el coste de producción con el tiempo. Esperemos que el año que viene bajen los precios con nuevos modelos». Por esta razón, insiste, cree que Mate X «vale lo que cuesta y es mejor producto que Samsung Fold» porque su intención es crear el mejor teléfono posible. «Hacer siempre lo mejor para el consumidor. Por eso esperamos vender un millón de unidades este año», valora para este diario.

¿Éste será el primero de más productos plegables? «Doblamos la pantalla para que el teléfono sea más transportable. Todo producto que queramos hacer más pequeño, como un reloj inteligente con una gran pantalla plegable, serían candidatos para esta tecnología. Ya llevamos un tiempo trabajando en otros productos con tecnología plegable», considera. Hay otras preguntas alrededor de este producto.

Por ejemplo, ¿funcionan todas las aplicaciones a pantalla completa? «Algunas aplicaciones estarán adaptadas al tamaño de la pantalla, y otras son simplemente flexibles y se adaptan al tamaño cualquier pantalla, no necesitan nada más», adelanta. Y, ante las dudas de si se puede romper esa bisagra, defiende que la marca ha testado el Mate X para que se pliegue y despliege 100.000 veces. «Muchas más veces que la vida útil del teléfono. Incluso hemos probado a tirarlo al suelo y ver si aguantaba bien la pantalla».