Facebook elimina los cables y el PC en su realidad virtual
Facebook elimina los cables y el PC en su realidad virtual - FACEBOOK
Facebook

Facebook elimina los cables y el PC en su realidad virtual

La multinacional americana presenta su nuevo visor Oculus Go con el que pretende democratizar esta tecnología y alcanzar mil millones de usuarios en los próximos años

J.M.SÁNCHEZ
MADRIDActualizado:

La realidad virtual es, por ahora, como Dembelé. El flamante fichaje del Barcelona vino precedido de una gran expectación (y mucha inversión detrás), pero aún no ha demostrado nada. Absolutamente nada. Salvando las distancias (no es lo mismo una tecnología que una lesión), lo cierto es que aún no ha cuajado del todo en la sociedad.

La mayoría de los dispositivos más avanzados como HTC Vive o Oculus Rift tienen algunas limitaciones. Requieren de potentes equipos informáticos para su buen funcionamiento y están llenos de cables. Un concepto engorroso en su manejo y, por supuesto, poco transportable. Pero Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, quiere democratizar la realidad virtual precisamente eliminando dos de esos frenos.

La multinacional americana ha anunciado un nuevo casco de realidad virtual, Oculus GO, que funciona de manera inalámbrica, no requiere de PC y que pone el acento en el precio, otro de los obstáculos para lograr un impacto masivo. El objetivo es, por tanto, desarrollar una tecnología para el público de masas. Se venderá por 199 dólares, una cifra ostensiblemente inferior a los 700 u 800 euros que cuestan las gafas para PC. El nuevo modelo de Oculus está concebido para permitir a Facebook avanzar rápidamente en el mercado de la realidad virtual, actualmente dominado por Sony PlayStation VR.

El propio Zuckerberg presentó Oculus Go como el «punto de equilibrio» entre las experiencias de realidad virtual preparadas para teléfonos inteligentes (Samsung Gear VR) y las que se obtienen mediante ordenadores potentes. Gracias a este nuevo visor, el usuario podrá viajar en el mundo real sin necesidad de estar conectado a un equipo. «Se trata de un auricular autónomo que no requiere teléfono ni cable», dijo Zuckerberg.

Para lograr la inmersión, Oculus Go utiliza una serie de cámaras y sensores internos diseñados para realizar un seguimiento de los movimientos que se reproducen en el entorno virtual. Su meta es muy ambiciosa. «Queremos llevar a mil millones de personas a la realidad virtual», manifestó. «El camino por delante no será fácil, pero la realidad virtual cambiará nuestra forma de ver el mundo». Pese a la voluntad de las compañías implicadas, en la actualidad la tecnología bautizada como realidad mixta (que combina ambos tipos, virtual y aumentada) está cobrando cada vez más interés en la industria por sus indudables aplicaciones en el entorno laboral.