Día Internacional del GatoEstá demostrado: ver vídeos de gatitos es bueno para la salud

Kiwoko ha preparado un recopilatorio de los mejores para pasar un momento divertido y relajante en este día tan especial para los «amigos» de los perros

Actualizado:

¿Es adicto a ver vídeos de gatos en Internet? ¿Puede pasarse horas frente al ordenador o la pantalla del móvil viendo cómo hacen sus travesuras? No tienes un problema, sino todo lo contrario. Y es que estos felinos tan particulares, que despiertan nuestro interés tanto por su ternura como por sus divertidas ocurrencias, se han convertido en los reyes de Internet hasta tal punto que sus vídeos han sido objeto de estudio para entender por qué nos hipnotizan tanto.

Tras muchos estudios han descubierto que ver estos vídeos son buenos para la salud. Con miles de reproducciones en todas las redes sociales y lejos de ser una pérdida de tiempo, la ciencia ha demostrado que ver vídeos de gatos beneficia nuestra salud. Según un estudio realizado por la Universidad de Indiana, estos contenidos estimulan la energía y las emociones positivas al mismo tiempo que mantienen alejados los sentimientos negativos. La profesora Jessica Gall Myrick, de la citada universidad y quien lideró la investigación, entrevistó a más de 6.500 personas para analizar cómo estos vídeos modificaban su estado de ánimo y concluyó que un alto porcentaje de los participantes que vieron vídeos de gatos mostraron un mayor nivel de energía, mejor humor, más empatía hacia los demás y una mayor predisposición para continuar con su trabajo tras una pequeña dosis de distracción felina. Este ocho de agosto se celebra el Día internacional de gato y, ahora que sabemos que además de ser un compañero ideal y de que sus vídeos son un ingrediente beneficioso para nuestra salud, desde Kiwoko han preparado un vídeo recopilación que explica por qué nuestros mininos son todo un éxito, dentro y fuera de las redes sociales y homenajearles en este día tan especial ¡A darle click y a disfrutar!

Consejos saludables

Además coincidiendo con esta fecha Royal Canin una de las marcas más reconocidas de alimentación animal propone 7 ideas para mantener un gato feliz y saludable. El gato es un animal con una personalidad muy característica y muy independiente que condiciona su comportamiento y, con mucha frecuencia, esta misma personalidad puede enmascarar ciertas alteraciones de salud que pueden dificultar que sus dueños lo puedan mantener felices y sanos. En este sentido, y con motivo del Día Internacional del Gato, Royal Canin comparte una serie de consejos prácticos para ayudar a los dueños de gatos a conseguir su bienestar y su salud.

1- El gato recién nacido necesita una alimentación específica que ayude en su desarrollo

El peso de un gatito al nacer está en torno a los 100gr y la ingesta de calostro es crucial durante sus primeras 18/24 horas de vida. En el caso de falta de leche materna, debemos alimentarlo con una lecha específicamente desarrollada para ellos, enriquecida con DHA para un correcto desarrollo de la función cognitiva. Después del destete, a partir de la cuarta semana, el gatito ya podrá comer alimentos sólidos que sean adecuados para su edad.

2- El gato tiende a beber poco, por lo que buscar la hidratación mediante el alimento habitual es un buen truco

La alimentación mixta, mezclando alimento seco y húmedo, aumenta la ingesta de agua y favorece la salud urinaria. Además, a través del alimento húmedo se consigue también una mayor saciedad y, con el seco, se favorece la higiene oral gracias a la fricción del alimento con los dientes. Es otra forma de ofrecer una mayor variedad de texturas al animal y favorecer la hidratación pero manteniendo siempre el equilibrio nutricional.

3- Su vertiente curiosa puede hacer que se ponga en riesgo sin querer, por eso la casa debe estar preparada

La conducta predatoria del gato le impulsa a cazar cada vez que tiene ocasión y le ha dotado de una asombrosa agilidad. Su forma de acechar, saltar y apresar a los pequeños animales es muy característica y, en el día a día, puede tener como consecuencia un accidente. Hay ocasiones en las que el ver algo volar por fuera de la ventana puede hacer que siga su insitinto cazador y salte tras su presa, con consecuencias que pueden ser muy graves para la salud del animal. Por eso es recomendable prevenir accidentes mediante la colocación de un sistema de protección en las ventanas o mantenerlas abiertas solo parcialmente.

4- El sobrepeso tiene un efecto directo en la salud del gato

La obesidad es un problema que va en aumento entre nuestros gatos y no se trata de un problema estético, sino que realmente estamos hablando de una enfermedad. El encargado de valorar el peso ideal es el veterinario pero, por lo general, en un gato en su peso óptimo podemos palpar sus costillas fácilmente al pasar la mano sobre el tórax. Para evitar el sobrepeso es clave adecuar las raciones de alimento al tipo de vida del gato, teniendo en cuenta especialmente sus niveles de actividad.

La obesidad es muy peligrosa para la salud del gato porque disminuye la esperanza de vida, aumenta la predisposición a padecer patologías articulares, respiratorias, cardíacas, circulatorias, hepáticas, reproductivas, metabólicas (por ejemplo, la diabetes) y tumorales, por citar solo algunas.

5- El gato necesita actividad y jugar

En general nuestros gatos llevan un estilo de vida sedentario pero, como responsables de su bienestar, debemos darles la oportunidad de hacer más ejercicio.El juego es la forma más sencilla de hacerlo y existen diversos tipos de juguetes, como por ejemplo los que simulan el comportamiento de caza (ratones de juguete, cañas de pescar con plumas en el extremo, etc.) o los rascadores de actividad, con varias plataformas a distintas alturas para que el gato tenga que saltar para acceder a ellas. Otra forma de estimular el ejercicio es situar su comedero y los recipientes con el agua en distintos lugares de la casa para que hagan distintos recorridos para comer y beber, e incluso en altura para que tengan que saltar.

6- Como el gato «disimula», es importante llevarlo al veterinario regularmente

El gato no suele mostrar signos de malestar, especialmente si se trata de problemas menos sintomáticos, como la enfermedad renal o problemas osteoarticulares. Por ello es esencial llevar el gato al veterinario al menos una vez al año, o con más frecuencia a partir de los 7 años, momento en que se considera que entra en una etapa madura.

7- La alimentación es el primer paso para la salud

El alimento que se da al gato debe ser escogido acorde con sus caracteristicas concretas, como por ejemplo su edad, si está castrado o no, si tiene algún problema de salud o su raza. Es un decisión importante, ya que un alimento equilibrado que tenga en cuenta las necesidades específicas del tipo de gato ayudará a mantener al animal en un estado óptimo, potenciando su salud y ayudando a prevenir distintos problemas potenciales.