¿Qué tiempo hará en Nochevieja?

A partir del domingo 31 aumenta la probabilidad de precipitaciones en Galicia y el área cantábrica. Las temperaturas bajarán y el viento podrá alcanzar rachas fuertes en áreas del Cantábrico y del Mediterráneo

ABC
MADRIDActualizado:

La llegada de la borrasca Bruno a la península se ha saldado, al menos, con dos víctimas mortales. Además, ha traído un fuerte oleaje en zonas costeras, nevadas intensas, interrupciones de la circulación ferroviaria y múltiples daños en vías públicas.

Ahora, los ojos miran al cielo para saber qué pasará los próximos días y, sobre todo, en Nochevieja.

Para el jueves 28, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), se espera el paso de un nuevo sistema frontal que dará lugar a precipitaciones en amplias zonas de la Península, poco probables en la vertiente mediterránea. Las precipitaciones serán más abundantes en el Cantábrico, Pirineos y zonas de montaña del sureste peninsular. La cota de nieve ascenderá a lo largo del día hasta unos 1400 metros en Pirineos y hasta los 2000 m en el resto, pero como las precipitaciones se esperan desde primeras horas, en las que la cota aún estará baja, serán significativas las nevadas en zonas del norte peninsular, sobre todo en Pirineos, donde es probable que se acumulen unos 10 cm de nieve nueva a partir de unos 800 metros. Las temperaturas diurnas tienden a subir de forma casi generalizada en la Península. El viento se espera de componente oeste con rachas muy fuertes en el Cantábrico, Mediterráneo y zonas de montaña, sobre todo en Pirineos y montañas del tercio oriental peninsular, tendiendo a aflojar al final del día. En Canarias estará nuboso en el norte de islas donde hay una pequeña probabilidad de lluvias débiles con viento del nordeste moderado.

El viernes 29 y el sábado 30 se prevé que el anticiclón de las Azores se adentre por el sur y centro peninsular, quedando el flujo de componente oeste limitado al noroeste y norte de la Península. Por ello, la probabilidad de precipitaciones disminuye claramente y sólo es apreciable, el viernes 29, en el noroeste, área Cantábrica y Pirineo occidental. El sábado 30 es probable que se limiten al extremo noroeste. Aumenta la posibilidad de nieblas en el interior peninsular. Las temperaturas diurnas tenderán a ascender mientras que las nocturnas, por el contrario, a descender, aunque las heladas quedarán restringidas probablemente a zonas altas. En Canarias, continuará la nubosidad en el norte de las islas donde hay una ligera posibilidad de algunas lluvias débiles el viernes 29.

Es probable que a partir del domingo 31 el anticiclón comience a retirarse y entren nuevos frentes por Galicia, aumentando la probabilidad de precipitaciones de oeste a este entre el domingo 31 y el lunes 1; es poco probable que alcancen el área mediterránea y, por el contrario, podrían ser abundantes en Galicia y área cantábrica. Las temperaturas tienden a bajar y con ello la cota de nieve es posible que baje hasta unos 1000 m; las nevadas podrían ser significativas el día 1 en las montañas de la mitad norte peninsular. El viento, probablemente del oeste y noroeste, podrá alcanzar rachas fuertes en áreas del Cantábrico y del Mediterráneo. En Canarias también son probables las precipitaciones en las islas occidentales el día 1 con temperaturas en descenso.

A partir del martes 2 aumenta bastante la incertidumbre; no obstante la mayor probabilidad de precipitaciones corresponderá al norte peninsular y a Canarias.