El sueño americano se acaba para miles de jóvenes inmigrantes
Los jóvenes vuelven a países como Brasil, China, India o Rusia - GOOGLE

El sueño americano se acaba para miles de jóvenes inmigrantes

Miles de jóvenes inmigrantes retornan a casa por las dificultades de encontrar un trabajo en Estados Unidos

P. MORALES
Actualizado:

El sueño americano se acaba. El ideal de vida defendido y buscado por muchos ha llegado a su fin. La crisis económica, el crecimiento de los BRICS (Brasil, Rusia, India y China) y el mundo globalizado hacen que Estados Unidos ya no sea el destino ideal para cambiar de aires y empezar un futuro lleno de ganancias y porvenir.

Los expertos norteamericanos aseguran que los jóvenes inmigrantes educados en Estados Unidos están volviendo a sus países de origen para hacerse a sí mismos en la cultura que les vio nacer. Vuelven a sus países, dicen, «para hacer crecer lo que un día sus padres despreciaron». Los emprendedores estadounidenses siempre han buscado oportunidades en el extranjero, sin embargo, esta nueva ola de movimientos pone en relieve la naturaleza cambiante de la migración global y los desafíos a los que la supremacía estadounidense y la competitividad económica tienen que hacer frente.

Algunos aseguran que pasarán «el resto de su vida» en el país de origen

En una serie de entrevistas al diario «The New York Times», muchos de estos emigrantes contaron que no sabían cuánto tiempo iban a vivir en el extranjero. Incluso alguno llegó a mencionar la posibilidad de expatriarse durante muchos años o «para el resto de su vida». Durante generaciones, el mundo los países menos desarrollados ha sufrido la llamada «fuga de cerebros» hacia Occidente. Pero ahora un flujo inverso se ha iniciado, en particular a países como China e India y, en menor medida, Brasil y Rusia.

Un fenómeno importante y creciente

El gobierno de Estados Unidos no recopila datos específicos sobre la emigración de los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos. Sin embargo, varios expertos de migración, certifican que el fenómeno está empezando a ser importante y creciente.

Aunque algunos académicos y líderes empresariales sostienen que esta emigración no es necesariamente un mal presagio para Estados Unidos, dicen que «los jóvenes empresarios y profesionales de alto nivel siembran el conocimiento y las habilidades de América en el extranjero». Al mismo tiempo, estos trabajadores adquieren experiencia en el extranjero y construyen redes para poder llevar a Estados Unidos lo aprendido en otro lugar, un patrón conocido como «circulación de cerebros».