Alumnos del Colegio Palacio Valdés de Madrid realizando las pruebas de reválida que establece la Lomce
Alumnos del Colegio Palacio Valdés de Madrid realizando las pruebas de reválida que establece la Lomce - EFE

La protesta de Galicia inicia hoy la insumisión contra la prueba de reválida

Solo las Comunidades del PP cumplirán una ley ante la que se han sublevado las regiones socialistas

MadridActualizado:

El inicio de las pruebas de reválida que han comenzado hoy en las Comunidades gobernadas por el PP se han desarrollado con normalidad, con la excepción de Galicia. Cuatro de cada cinco niños gallegos que cursan sexto de Primaria no han acudido hoy a los centros educativos a examinarse de esta prueba de evaluación, que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) establece para esta etapa formativa, según los datos proporcionados por la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público.

Los representantes de esta plataforma se han concentrado esta mañana frente a la sede de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria en un acto de protesta que ha congregado a alrededor de medio centenar de personas que, bajo el lema «Nin LOMCE, nin reválidas», y han proclamado consignas contra esta ley de enseñanza.

Más de 110.000 alumnos de 6º de Primaria de Madrid, Castilla y León, Galicia, La Rioja, todas ellas gobernadas por el PP, y de Ceuta y Melilla se someten a la primera jornada de esta evaluación.

La mayoría de estas autonomías van a emplear dos días para estas pruebas -competencia matemática, lingüística, científica y tecnológica e inglés-, excepto Galicia, que las hará en tres, hasta el viernes 13, pues incorpora una prueba de competencia lingüística en gallego.

Madrid

En la Comunidad de Madrid, un total de 66.183 alumnos de entre 11 y 12 años de 1.295 colegios públicos, concertados y privados ha comenzado esta este miércoles a primera hora esta evaluación «diagnóstica», que, según el Gobierno regional, no va a ser utilizada para realizar «ningún ránking».

Durante la jornada de este miércoles los alumnos madrileños harán la prueba de Lengua castellana y Ciencias mientras que en la jornada del jueves será el turno para la de Matemáticas y Lengua extranjera.

Castilla y León seguirá un sistema similar al de Madrid, con el que evaluará en estas competencias a sus 20.436 alumnos de sexto de Primaria; Galicia a 22.000 estudiantes; y La Rioja a 3.116. En los ámbitos de gestión del Ministerio de Educación, es decir, Ceuta y Melilla, se someterán a estas pruebas 1.233 y 1.156 alumnos, respectivamente.

Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos(CEAPA), mayoritaria en la enseñanza pública, ha hecho un llamamiento a las familias que se oponen a las «reválidas» de la LOMCE a no llevar a sus hijos estos días al colegio para evitar que sean evaluados. Esta iniciativa ha sido criticada por elMinisterio de Educacióny por la Confederación Católica de Padres de Alumnos (CEAPA).

Conferencia Sectorial

La polémica evaluación de Primaria de la LOMCE, así como la de ESO y Bachillerato, se va a debatir este viernes 13 de mayo en la Conferencia Sectorial de Educación en el ministerio. No todas las comunidades autónomas van a aplicarla de la forma en que marca la ley. Es el caso de Cataluña -que ya hizo la suya la semana pasada-, Navarra y Canarias, que todavía no la han puesto en marcha. La única comunidad que no va a hacer ninguna prueba es País Vasco.

Por su parte, las ocho regiones gobernadas por el PSOE -Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana- acordaron la semana pasada sortear la LOMCE con una «evaluación individualizada» de los alumnos realizada por sus maestros y no por profesorado funcionario externo como marca la ley. Además, no implica que sean exámenes sino informes de cada alumno que tiene que validar una comisión externa.

Además de estos exámenes, la evaluación final de Primaria de la LOMCE incluye cuestionarios de contexto que tienen ser rellenados por el alumno, el centro educativo y las familias con el fin de conocer el nivel socioeconómico y cultural del centro.

Cuestionarios

Estos test los ha recurrido la Federación de Enseñanza de CC.OO (FE-CC.OO) porque considera que «vulneran» la intimidad de los alumnos, la Convención de Derechos del Niño, la Constitución Española y la Ley de Protección de Datos.

Además, la CEAPA ha propuesto a las familias que no cumplimenten estos cuestionarios y ha acusado al Ministerio de Educación de querer «segregar a las familias y al alumnado dependiendo de su situación económica, social, laboral, formativa y de su nacionalidad».

Fuentes del departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo han indicado a Europa Press que estas organizaciones que piden la eliminación de los cuestionarios hacen un «flaco favor» a los centros educativos y al profesorado porque «permiten proyectar planes de mejora según el nivel de conocimiento y el contexto socioeconómico y cultural del alumnado».