El cardenal Theodore McCarrick
El cardenal Theodore McCarrick - EFE

El Papa suspende al cardenal McCarrick, antiguo arzobispo de Washington, por abusos sexuales

El purpurado, de 87 años, no podrá ejercer el sacerdocio en público

Actualizado:

El cardenal norteamericano Theodore McCarrick, arzobispo de Washington entre 2001 y 2006, ha sido suspendido de toda actividad sacerdotal en público por el Papa Francisco a raíz de una denuncia por abuso de menores cometido hace 45 años, según informó el miércoles la diócesis de Nueva York, en la que sucedieron los hechos y donde la policía llevó a cabo la investigación.

El cardenal, que tiene 87 años y lleva tiempo retirado, asegura que «no recuerdo nada de ese presunto abuso y creo en mi inocencia», pero «por obediencia, acepto la decisión de la Santa Sede y dejaré de ejercer cualquier ministerio sacerdotal en público».

El cardenal arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, manifestó el miércoles que la denuncia por abuso de un menor hace 45 años, cuando McCarrick era sacerdote en esa diócesis «es la primera de la que tengamos conocimiento».

Siguiendo el protocolo habitual, la denuncia «fue trasladada a las autoridades civiles, e investigada por una agencia independiente. El cardenal McCarrick fue informado y, aún manteniendo su inocencia, colaboró plenamente en la investigación».

Según el cardenal de Nueva York, «los resultados de la investigación fueron trasladados al Consejo de Revisión Archidiocesano, un grupo de profesionales expertos que incluye juristas, expertos en actividad policial, padres, psicólogos, un sacerdote una religiosa. El Consejo considera las acusaciones creíbles y comprobadas».

Aunque la suspensión de un cardenal tan anciano y con tanto prestigio en Estados Unidos por abuso de menores fue una sorpresa, no es la primera vez que se habían comentado conductas poco adecuadas.

El cardenal Joseph William Tobin, arzobispo de Newark (New Jersey), al otro lado del río Hudson, donde el neoyorquino McCarrick fue arzobispo antes de su traslado a Washington en 2001, manifestó el miércoles que «nunca he recibido ninguna acusación contra él por abuso de menores».

Acusaciones de relaciones sexuales con adultos

Pero, al mismo tiempo, el cardenal Tobin confirmaba que «en el pasado, hubo acusaciones de relaciones sexuales con adultos. Esta archidiócesis y la de Metuchen (New Jersey) recibieron tres acusaciones de mala conducta sexual con adultos hace varias décadas. Dos de ellas llevaron a indemnización».

En la época en que McCarrick era arzobispo de Newark circulaban rumores de conductas inadecuadas con seminaristas que, si bien eran mayores de edad, constituyen abuso sexual por la relación de dependencia respecto al arzobispo.

Theodore McCarrick es el segundo cardenal que Francisco suspende por abusos sexuales. El primero -en 2013, menos de dos meses después de haber sido elegido Papa- fue el cardenal arzobispo de Edimburgo, Kevin Patrick O’Brien, a quién ordenó además abandonar Escocia. El purpurado renunciaría posteriormente en 2015 a todas sus prerrogativas cardenalicias y falleció en 2018.

Un tercer cardenal, el australiano George Pell, antiguo arzobispo de Sídney secretario de Economía del Vaticano -en excedencia desde junio de 2017-, se encuentra en Australia sometido a juicio penal desde el pasado mes de mayo en un tribunal de Melbourne por acusaciones de abusos sexuales de menores de las que se declara inocente.