El Papa Francisco, esta mañana
El Papa Francisco, esta mañana - EFE

El Papa espera «que el diálogo con el Islam sea factor decisivo para la paz en el mundo de hoy»

Al regreso de Abu Dhabi, bromea con el saludo de los andaluces, «¡que saben hacer ruido!»

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

El Papa Francisco considera que su visita de tres días a los Emiratos Árabes Unidos —donde ha firmado un importante documento con el líder religioso de mil cien millones de musulmanes—, «ha escrito una nueva página en la historia del diálogo entre el cristianismo y el Islam, y en el esfuerzo por promover la paz en el mundo sobre la base de la fraternidad humana».

En la audiencia general de este miércoles, dedicada a su reciente viaje, el Santo Padre ha manifestado su esperanza en que «el diálogo entre el cristianismo y el Islam sea un factor decisivo para la paz en el mundo de hoy».

Francisco ha subrayado que, además del mensaje de sus discursos, «he firmado con el Gran Imán de Al-Azhar, Ahmed al Tayyeb, un documento sobre la fraternidad humana en el que juntos afirmamos la común vocación de todos los hombres a ser hermanos en cuanto hijos de Dios».

En ese texto, según el Papa, «condenamos cualquier forma de violencia, también la revestida de motivaciones religiosas, y nos comprometemos a difundir en el mundo los auténticos valores y la paz».

El extenso Documento sobre Fraternidad Humana, que supone un extraordinario reconocimiento del cristianismo y de sus valores de fraternidad y paz por parte del máximo líder religioso musulmán, fue firmado solemnemente por ambos el pasado lunes en el marco de un encuentro de setecientas personalidades de todas las religiones en el Monumento al Fundador de los Emiratos y en presencia de sus autoridades y el cuerpo diplomático.

Con admiración por el país que le ha abierto las puertas para el primer viaje de un papa a la península Arábiga, Francisco ha reconocido que Emiratos «se ha desarrollado mucho en los últimos tiempos, convirtiéndose en un cruce de caminos entre oriente y occidente, y dando lugar a una rica comunidad multicultural».

En un tono casi confidencial, ha comentado que «este viaje forma parte de las ‘sorpresas’ de Dios», y se ha emocionado al recordar que «en los Emiratos viven casi un millón de cristianos», de los cuales más de 150.000 asistieron a la misa del martes en Abu Dhabi, la más multitudinaria de la historia en un país musulmán.

Aunque su cansancio era visible, Francisco estaba contento, y en su saludo a los peregrinos de lengua española hizo notar que «cuando entré vi que había muchos andaluces, ¡que saben hacer ruido!». Efectivamente, a su llegada al Aula de las Audiencias, le habían dispensado un recibimiento caluroso y festivo como ningún otro.