Fidel Castro a Benedicto XVI: «¿Qué hace un Papa?»
Fidel Castro llegó a la cita con Benedicto XVI con bufanda y chaqueta, pese a las altas temperaturas de la isla - alex castro
ENCUENTRO EN LA NUNCIATURA DE LA HABANA

Fidel Castro a Benedicto XVI: «¿Qué hace un Papa?»

El líder cubano preguntó al Pontífice por los cambios en la liturgia, por su oficio de Papa y la multiplicidad de religiones

enviado especial a la habana Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando Benedicto XVI concluyó la misa en la Plaza de la Revolución y recibió el saludo de Raúl Castro, quien había asistido a la ceremonia con una elegante guayabera, el único gran acontecimiento restante pasaba a ser el encuentro con Fidel. Y finalmente tuvo lugar, con gran artificio publicitario por parte de Fidel Castro, que anunció la reunión, la víspera, a través de la web Cubadebate. «Soy viejo, pero puedo cumplir mis deberes», comentó con buen humor el Papa a Fidel Castro —un año mayor que él— cuando ambos abordaron el tema de la edad durante su encuentro cordial y distendido en la Nunciatura de La Habana. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi manifestó que el encuentro duró cerca de 30 minutos, tuvo lugar con intérpretes y ha sido grabado en vídeo.

El líder cubano, visiblemente demacrado y muy abrigado pese a las elevadas temperaturas de la isla, llegó a la Nunciatura en un Mercedes verde, rodeado de grandes medidas de seguridad.

Castro fue recibido a su llegada por el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone, a quien comentó su alegría por las beatificaciones de Madre Teresa de Calcuta y Juan Pablo II, «dos personas que hicieron mucho bien a Cuba, sobre todo Madre Teresa». A varias personas les llamó la atención el aspecto envejecido del líder cubano.

Transmitiendo comentarios del Papa, el portavoz del Vaticano añadió que el diálogo fue muy intenso y respondió en buena parte a preocupaciones de Fidel Castro por los grandes problemas, «ahora que lleva una vida de reflexión y escritura sobre el mundo de hoy». Castro preguntó por los cambios en la liturgia de la Iglesia católica, distinta a la que conoció en su infancia, así como por su oficio de Papa. ¿Qué hace un Papa?, le preguntó. Esta pregunta le dio a Benedicto XVI la ocasión de explicar el sentido de sus viajes y el servicio a la Iglesia universal.

Los grandes problemas de la humanidad

Finalmente, Castro abordó también grandes problemas de la humanidad y la multiplicidad de religiones. El Papa comentó en este punto el problema de la ausencia de Dios en muchas sociedades, así como la necesidad de armonía entre fe y razón, así como entre libertad y responsabilidad.

Al final, el líder de la Revolución cubana le pidió que le enviase libros que considerase útiles sobre los temas que habían tratado. Benedicto XVI comentó al portavoz del Vaticano que tiene que hacer la lista con calma. Concluido el encuentro privado, cuya duración máxima se había establecido de antemano en media hora, Castro presentó al Papa a algunos miembros de su familia.