ABC

El Papa autoriza procesar a un sacerdote por antiguos abusos sexuales de compañeros monaguillos en el Vaticano

Los presuntos delitos ocurrieron antes de 2012, pero no habían denunciados

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

A pesar de que los presuntos delitos de abuso sexual de otros compañeros monaguillos son anteriores a 2012 y de que la ley prohíbe actuar en ausencia de denuncias presentadas en el plazo de doce meses, el Papa Francisco ha autorizado al fiscal del Vaticano a iniciar un proceso penal contra el sacerdote de la diócesis de Como, Gabriele Martinelli, de 26 años, según ha anunciado el martes la Oficina de Información de la Santa Sede.

En consecuencia, el fiscal del Vaticano ha pedido este lunes el envío a juicio de Martinelli por abusos sexuales y, en paralelo, este martes el envío a juicio del entonces rector del Seminario Menor San Pío X, Enrico Radice, por encubrimiento.

Los presuntos delitos se refieren a una época en que tanto Martinelli como sus víctimas tenían en torno a los trece años, pero el acusado realizaba tareas de supervisión de los demás, por lo que constituiría abuso de autoridad.

El Vaticano señala en su comunicado que «las investigaciones fueron iniciadas en 2017 a raíz de noticias divulgadas por la prensa», que informó no solo de declaraciones de las víctimas sino de las diligencias emprendidas por los Carabinieri y la fiscalía de Roma.

El Seminario Menor San Pío X, creado en 1956, se ocupa de la formación de muchachos que intuyen o consideran una posible vocación sacerdotal más adelante. Los alumnos estudian enseñanza secundaria en escuelas italianas pero residen en el Vaticano y prestan servicio como monaguillos en la basílica de San Pedro.

El hecho de que el Papa haya asignado el caso al Tribunal penal del Vaticano indica la consideración prioritaria de los abusos de menores como un delito, al margen de sus aspectos morales. No se recuerdan casos de juicios contra delitos cometidos cuando el acusado era menor de edad.