María Sevilla, en el centro - Unidos Podemos | Vídeo: ATLAS

El padre del niño sustraído por la presidenta de Infancia Libre: «Tenía miedo de salir fuera»

El menor no salía de la finca y se encontraba sin escolarizar

Actualizado:

No salía de la finca de Cuenca en la que se encontraba ni para ir al médico, ni para ir al colegio. Esta era la realidad en la que se encontraba el menor de once años que presuntamente su madre y presidenta de Infancia Libre, María Sevilla, sustrajo pese a que la custodia recaía en el padre, por lo que el sábado fue detenida por la Policía.

Según ha relatado Rafael, el padre del menor, en La Sexta, el menor se encuentra ya en su casa y «ha pasado por mucho». «Que yo tenga conocimiento, no ha salido de la finca», ha explicado, tras relatar cómo el primer día que estuvieron juntos, el niño tenía miedo de ir a comer a un restaurante.

La Policía Nacional detuvo a María Sevilla, líder de la asociación Infancia Libre, por un presunto delito de sustracción de menores tras incumplir una sentencia que otorgaba la custodia al padre de su hijo y mantener a éste aislado en una finca de Cuenca, sin escolarizar, desde hace seis meses. Cuando la Policía llegó al recinto, el menor aseguró: «Dios me ha dicho que mi padre no me quiere». También que quería ser «pastor evangelista».

Según han confirmado a Efe fuentes policiales, la detención de María Sevilla tuvo lugar la madrugada del pasado sábado en la localidad conquense de Villar de Cañas y tras ser puesta a disposición judicial quedó en libertad con cargos.

María Sevilla participó en 2017 en un acto con parlamentarias de Unidos Podemos para reclamar al Ejecutivo mejorar la protección a los menores que sufren agresiones o abusos sexuales. OK Diario ha publicado que estaba ligada a Podemos, pues Infancia Libre trabajó estrechamente con el partido para elaborar una batería de medidas de protección a la infancia. Sin embargo, el partido ha desmentido a ABC que la detenida «sea o haya sido asesora» del partido y aseguran que «no tiene vínculos» con ellos. Se han reunido en alguna ocasión con ella porque se suelen reunir con varios colectivos, asegura Podemos.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado hoy sobre la operación que ha llevado a esta detención, aunque sin confirmar el nombre de la arrestada. La mujer se encontraba en busca y captura desde septiembre de 2018 por incumplir una sentencia judicial que otorgaba al padre la custodia de su hijo, de once años, tras un divorcio.

Los investigadores comprobaron que el niño no había sido escolarizado ni atendido en ningún centro sanitario de España, y finalmente lograron localizarlo en la provincia de Cuenca.

Se trataba de una finca de 6.000 metros cuadrados en una urbanización despoblada y totalmente vallada, con medidas de seguridad que impedían comprobar lo que sucedía en su interior, ha precisado la Jefatura.

Tras varias semanas de vigilancia, los agentes comprobaron que un hombre, actual pareja de la detenida, abandonaba la parcela en algunas ocasiones y realizaba compras, pero no veían al menor.

Finalmente, vieron que en ocasiones ese hombre sacaba al menor a dar un breve paseo junto a su madre por las inmediaciones, tras comprobar que no había nadie vigilándoles.

También vieron en la finca a otra menor de edad que resultó ser hija de la mujer y de su actual pareja.