Los lugares más cercanos a Dios en la Tierra
El Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén - ap

Los lugares más cercanos a Dios en la Tierra

ABC recorre los sanctasanctórum, los sitios más sagrados de las religiones minoritarias en España

guillermo llona
madrid Actualizado:

Los primeros templos judíos tenían una sala, de acceso muy restringido y separada del resto del edificio por un gran velo, que custodiaba el Arca de la Alianza. Para el pueblo hebreo esa estancia, llamada el Santo de los Santos, era el lugar más cercano a Dios en la Tierra. Como el judaísmo, todos los credos tienen su sitio más sagrado. A continuación, ABC recorre los sanctasanctórum de las religiones que en España son minoritarias.

Galería de imágenes: Los sitios más sagrados del mundo

Para el judaísmo la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, que cristianos y hebreos llaman el Monte del Templo, es el lugar más sagrado del mundo. Los judíos más ortodoxos creen que no deben pisarla, pues allí reposan los restos del Templo de Jerusalén, que construyó el rey Salomón y destruyeron los babilonios. En el mismo lugar se erigió un segundo templo, que los romanos hicieron añicos y del que sólo queda, como resto, el Muro de las Lamentaciones. Según las tradiciones judía y musulmana, Abrahán estuvo a punto de sacrificar allí a su hijo, Issac según los hebreos e Ismael según los mahometanos.

wikimedia commons
wikimedia commons

El islam tiene tres sanctasanctórum en el mundo. El más importante de todos es la Kaaba o Cubo, en La Meca. El Corán dice que fue construido por Abrahán y su hijo Ismael en el mismo sitio en donde Adán edificó el primer templo para adorar a Dios. Es el punto que fija la «quibla» o dirección hacia la que rezan los musulmanes. El segundo lugar más sagrado del islam es la Mezquita de Medina o del Profeta, que guarda los restos de Mahoma. Y el tercero es la Cúpula de la Roca, edificio que se encuentra en la Explanada de las Mezquitas y que guarda la piedra desde la que, creen los fieles del islam, Mahoma subió al Cielo en un caballo alado para encontrarse cara a cara con Dios.

wikimedia commons
wikimedia commons

El mormonismo considera una de las salas de su Templo de Salt Lake City el Santo de los Santos o «Holly of Holies». Si el presidente de la iglesia fundada por Joseph Smith tiene que tomar una decisión muy importante para la comunidad, se retira a esta sala, donde consulta directamente a Dios qué debe hacer. Cuando los fieles de esta iglesia llegaron a Utah, después de atravesar los Estados Unidos desde el este huyendo de la persecución religiosa, comenzaron a construir junto al Gran Lago Salado este templo, que se convertiría en el más importante del mormonismo en el mundo.

El lugar más sagrado del budismo está alrededor de un árbol, en concreto aquel bajo cuya sombra Siddharta Gautama alcanzó el nirvana o bodhi y se convirtió en buda o iluminado. Junto al Templo del Gran Despertar, en la localidad india de Bodhgaya, se encuentra la higuera sagrada descendiente de aquel árbol.

wikimedia commons
wikimedia commons

Por su parte, el hinduísmo, hermano mayor del budismo, tiene en la ciudad india de Benarés uno de sus lugares más sagrados. Los fieles de esta religión peregrinan hasta esta localidad para limpiar su alma de pecados en las aguas del río Ganges. Además, los hindúes creen que la persona que muere en esta «Ciudad de los Templos», también sagrada para los budistas, se libera del ciclo sin fin de reencarnaciones. Los fieles incineran a sus muertos en las escalinatas o «ghats» que descienden hasta el Ganges.

Para el sintoísmo, la religión tradicional japonesa, el punto más cercano a los dioses es el complejo denominado El Santuario. Se encuentra en la ciudad japonesa de Ise y está dividido en dos partes. El llamado santuario exterior está dedicado a Toyouke, diosa de la agricultura y la industria. El santuario Interior, la parte más sagrada, es el hogar de Amateratsu, la diosa del Sol. Esta suprema divinidad de la religión Sinto es el antepasado último del emperador del Japón, el origen de la dinastía que ha gobernado el Imperio del Sol Naciente desde su nacimiento, y a la que debe pertenecer el sumo sacerdote del complejo. Los sintoístas creen que la construcción de El Santuario data del siglo 4 antes de Cristo.

wikimedia commons
wikimedia commons

Así como los musulmanes deben peregrinar a La Meca al menos una vez en su vida, los fieles del sijismo tienen la obligación de visitar al menos en una ocasión su lugar santísimo, el Templo Dorado. Situado en la ciudad india de Amritsar, este santuario guarda algunos de los ejemplares más antiguos del libro sagrado Gurú Granth Sahib. En junio de 1984 un grupo de independentistas sijes se atrincheró en el Templo. En respuesta a la amenaza que para la unidad nacional suponía la revuelta sij, la primera ministra de la India, Indira Gandhi, ordenó al ejército del país el desalojo del edificio en una operación que se llamó «Estrella Azul». Se cree que unos 500 fieles murieron a manos de los soldados indios.

El bahaísmo considera su lugar más sagrado al Mausoleo que guarda los restos del fundador de esta religión, Bahá-Alá. El santuario, que se encuentra en la costera ciudad israelí de Acre, es el lugar hacia el que los fieles bahaíes rezan y al que peregrinan. El Mausoleo está situado junto a la Mansión del Bahjí, en la que vivió y murió el padre de esta fe de origen persa que persigue la síntesis del resto de religiones que hay en la Tierra. Los bahaíes peregrinan también al Mausoleo del Bab, donde está enterrado el maestro de Bahá-Alá y que se encuentra en la ciudad israelí de Haifa.