Cardenal Vicent Nichols, arzobispo de Westminster
Cardenal Vicent Nichols, arzobispo de Westminster - ABC

La Iglesia Católica de Reino Unido contradice al Papa en el caso Alfie

El arzobispo de Westminster, cardenal Vincent Nichols, asegura que prolongar la vida del niño no era lo mejor para él

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El arzobispo de Westminster y de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, cardenal Vicent Nichols, ha mostrado su discrepancia con la posición que ha mantenido el Papa Francisco, en relación a la polémica muerte del niño británico Alfie Evans. El pequeño falleció en el Alder Hey Hospital, después de que los médicos impidieran que fuera trasladado a un centro médico de Roma, relacionado con el Vaticano, para intentar buscar una solución a la enfermedad terminal, que le provocó la muerte.

Nichols aseguró que algunos grupos que hicieron campaña sobre Alfie no tuvieron en cuenta el bien del m enor y tenían «objetivos políticos». Ello contradice la visión del Papa, que entendía que Alfie debería haber recibido tratamiento adicional, después que médicos y jueces señalaran que no era lo mejor para el bien del menor y que el soporte médico que lo mantenía con vida debería ser retirado.

La posición de los obispos ingleses contradice la opinión del Santo Padre y de los obispos en Estados Unidos, que públicamente apoyaron al Papa. Francisco reclamó que la opinión de los padres fuera escuchada y su intención de buscar un nuevo tratamiento.

Durante una visita a Polonia, el cardenal Nichols respaldó la decisión de los doctores y jueces y aseguró a una agencia de noticias polaca que «es importante recordar que el hospital cuidó de Alfie durante 18 meses, consultando a los mejores especialistas».

«Acto de misericordia»

Además, añadió que «la Iglesia dijo muy claramente que no tenemos la obligación moral de continuar un severo tratamiento, cuando no está teniendo efecto, lo cual no es una negación de ayuda, puede ser un acto de misericordia. Es muy duro actuar en el mejor interés para el meno, cuando esta situación no es siempre lo que los padres desearían, y eso es así porque un tribunal debe decidir lo que es mejor, no para los padres, pero sí para el menor»..

Por su parte, el arzobispo de Liverpool, Malcolm McMahon, llegó a discutir con el Papa sobre el caso de Alfie, afirmando tras este encuentro que los médicos han hecho todo lo «humanamente posible» por el niño. Incluso la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales respaldó, en una declaración del mes pasado, al equipo médico del hospital Alder Hey.

Tras estas declaraciones del máximo representante de la Iglesia Católica en el Reino Unido, el clero ha tenido que hacer frente a las críticas, como así se refleja en el tweet de la diputada conservadora, Nadine Dorries, al afirmar que los obispos católicos y Nichols deben «agachar la cabeza de vergüenza