Imagen del coche en la aplicación de Google Earth
Imagen del coche en la aplicación de Google Earth - The Charley Project

Una foto de Google Earth permite recuperar el cadáver de un hombre desaparecido en 1997

La imagen satelital llevaba subida a la aplicación desde 2007, pero nadie se había percatado de que había un vehículo sumergido en el estanque

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

William Moldt desapareció de Lantana, Florida, el 7 de noviembre de 1997. Veintidós años después, una captura de Google Earth ha permitido encontrar su cadáver, informó este jueves The Charley Project, una organización estadounidense que recopila los perfiles de más de 13.000 personas desaparecidas en ese país. El esqueleto de Moldt, de 40 años, se encontraba dentro de un coche sumergido en un pantano junto a una urbanización en Wellington, Florida.

«Sorprendentemente, un vehículo había sido claramente visible en una foto satelital de Google Earth del área desde 2007, pero aparentemente nadie lo había notado hasta 2019, cuando un inspector de propiedades vio el automóvil mientras miraba Google Earth y avisó a la Policía», explicó esta organización, que funciona como una herramienta «publicitaria para las personas desaparecidas, que a menudo son ignoradas por la prensa y olvidadas demasiado pronto». Uno de los nombres que figuraba en los archivos de la organización era Moldt.

Aunque no acostumbraba a beber, aquella noche Moldt había tomado varias copas de alcohol en un bar. Los testigos que estuvieron con él en el local, y que fueron interrogados tras la desaparición, dijeron a la policía que no parecía ebrio cuando se marchó.

William Moldt - The Charley Project

La última persona con la que habló antes de extraviarse fue su novia. Él la llamó por teléfono sobre las 21:30 horas para decirle que llegaría pronto a casa. Pero Moldt nunca se presentó.

Cuando se produjo el siniestro, las casa que rodeaban el pantano estaban aún en construcción. En 1997, la urbanización Grand Isles en Wellington aún estaba en construcción. Los pocos avances de la investigación hicieron que el caso se enfriara con el paso de los años, hasta agosto de 2019, cuando el inspector percibió en la imagen de Google Earth algo extraño dentro del estanque y alertó a la policía.

Al sacar el automóvil del agua, los agentes comprobaron que estaba completamente calcificado, lo que implicaba que llevaba mucho tiempo sumergido. En el interior, hallaron el esqueleto de William Moldt. El vehículo y los restos humanos fueron trasladados a la Oficina del Médico Forense de Palm Beach para su procesamiento y análisis.