Reapertura del juicio al Dr. Eduardo Vela
Reapertura del juicio al Dr. Eduardo Vela - Guillermo Navarro

La Fiscalía pide 11 años para el doctor Vela en primer juicio por bebés robados

Una periodista francesa ha asegurado en la sesión que el médico le reconoció en 2013 que había regalado un bebé

Actualizado:

La fiscal ha mantenido este martes su petición de once años de prisión para el doctor Eduardo Vela, de 85 años, en el primer juicio de un caso de bebé robado en España, Inés Madrigal, entregada al nacer en 1969 a una mujer que no podía tener hijos haciéndose constar en la documentación que era la madre biológica.

Así lo ha solicitado la representante de la Fiscalía en la vista que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid en la que el abogado de la acusación ejercida por Inés Madrigal, presidenta de SOS Bebés Robados de Murcia, ha pedido que el acusado sea condenado a trece años de prisión por haber entregado a la niña supuestamente contra la voluntad de la real madre biológica, mientras que el letrado defensor ha reclamado su absolución.

Durante la sesión de hoy, la periodista francesa Emilie Delphine ha asegurado que el médico le reconoció en 2013 durante una charla en su consulta que había regalado un bebé a la madre de Inés Madrigal.

«Inés no pagó y le regalaron a la niña». Así lo ha afirmado esta periodista del país galo durante su interrogatorio por videoconferencia ante el tribunal que juzga al que fuera director de la Clínica San Ramón, considerada el epicentro de la trama de bebés robados.

Quemó los historiales

El testimonio de un policía nacional ha arrancado la sesión en la que ha detallado cómo se desarrollaron las pesquisas a instancias del juzgado y la Fiscalía. Así, ha narrado que en 2014 localizó a Vela y logró hablar con él por teléfono, dado que fue «imposible» que se presentara en sede policial «aduciendo que estaba conectado a una máquina».

Además, ha contado que Vela le dijo que en aquella época «quemaban» los libros de registro. «Me comentó que Las adopciones tenían dos fases. Una primera inicial en el que se mantenía la historia y, una segunda, en la que la ley vigente les obligaba a destruir todos los historiales», ha señalado.

Tras ello, ha reseñado que había indicios de que existía una trama encabezada por Vela en la que se utilizaba a chicas de centros de acogida que no querían quedarse con su bebé. De estos centros, ha citado uno denominado 'Teresita'. Se les mantenía en el centro con la obligación de entregar el bebé. Eran entregados a cambio de alguna remuneración.