Llega la moda «anti-Aedes» - Facebook/Megadose Moda Gestante

Una compañía brasileña crea una línea de ropa antizika

Megadose ha creado prendas con repelente para insectos. La OMS recomiensa usar ropa larga y gruesa, de colores claros, zapatos cerrados y medias para evitar las picaduras

MADRIDActualizado:

Toda crisis puede ser una oportunidad. Es el caso de la compañía brasileña Megadose, que vende ropa para mujeres embarazadas, y que desde el 10 de marzo comercializa una línea de ropa anti-zika. Su secreto es repeler al mosquito transmisor de la enfermedad, el «Aedes aegypti», lavando el tejido con nanopartículas de citronela (un supuesto repelente para mosquitos).

«La citronela es un insecticida natural y no tiene ninguna contraindicación», ha dicho João Ricardo Esteves, CEO de la empresa. Por ello, han decidido impregnar las prendas de ropa en un lavado de nanopartículas de esta sustancia para ahuyentar a los insectos. Y asegura que este truco dura durante unos 20 lavados.

La tecnología empleada encarece los precios en un 10 o 12 por ciento. Según ha reconocido el responsable de Megadose, «Vemos esta colección como una oportunidad de mercado, a la vez que pensamos en el cuidado de las embarzadas contra el dengue y el virus zika».

Hasta que algún estudio científico demuestre la eficacia de estas prendas, lo que sí se ha demostrado hasta ahora es que las prendas largas y gruesas ofrecen una buena protección contra las picaduras de los mosquitos y que evitar exponerse a los insectos (usando redes o cerrando las ventanas) es también una buena estrategia. Las medias gruesas y los zapatos cerrados también ofrecen protección, siempre que el calor permita llevarlas.

Además, la OMS recomienda el uso de repelentes para evitar las picaduras de los mosquitos, y que la ropa que se use sea preferiblemente de colores claros. «También es importante vaciar, limpiar o cubrir los recipientes que puedan tener agua para evitar la reproducción de los mosquitos», señala la organización.

Además del mosquito «Aedes», existen otros agentes que pueden dispersar la enfermedad. Algunos investigadores sugieren que el mosquito común también podría transmitir la enfermedad, y se considera que las relaciones sexuales sin protección y las transfusiones de sangre también pueden contagiarla.

Cada vez más estudios científicos relacionan el virus zika con la aparición de recién nacidos con microcefalia. Se sospecha que si los mosquitos transmisores de la enfermedad pican a mujeres embarazadas, sus hijos pueden desarrollar anomalías neurológicas.