El cambio climático pone en peligro especies como el alcornoque o el oso pardo
fapas

El cambio climático pone en peligro especies como el alcornoque o el oso pardo

Según un estudio avalado por el Ministerio de Medio Ambiente

ep
madrid Actualizado:

El 20 por ciento de las especies forestales españolas se está reduciendo significativamente debido al cambio climático en España y las especies de fauna reducirán su superficie de distribución de territorio, incluso con condiciones climáticas favorables entre 2071 y 2100, en relación con 2011, según datos del estudio 'Impactos, Vulnerabilidad y Adaptación de la Biodiversidad Española al Cambio Climático'.

El trabajo, presentado este martes por la secretaria de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Teresa Ribera, analiza la evolución y el comportamiento de la flora y la fauna de la España peninsular y realiza pronósticos en base a distintos modelos predictivos en función de distintos escenarios de evolución del cambio climático.

En cuanto a la flora, el estudio subraya como "especialmente preocupante la reducción de algunas especies forestales como el pinsapo, el abeto común, la encina, el roble albar, y el alcornoque. Con relación a las especies de flora amenazada, se estima que un 50 por ciento podría pasar a estar en situación crítica a medio plazo por efecto del cambio climático.

Así, el investigador de la Universidad de Extremadura Ángel Felicísimo ha indicado que parece que el alcornoque desparecerá de Extremadura y aparecerá en la zona más continental de Galicia porque el cambio climático impactará en la distribución de las especies, de modo que el palmito podría ampliar su distribución geográfica. "Las actuaciones llevan tiempo y hay que empezar ya, en este momento", ha reclamado.

El informe revela que bajo un escenario climático extremo y tras analizar 292 vertebrados terrestres, el 85 por ciento de los anfibios, el 67 por ciento de los reptiles y mamíferos y el 63 por ciento de las aves, podrían ver reducida en más de un 30 por ciento la superficie de territorio con condiciones climáticas favorables para el periodo 2071-2100, con relación al momento actual.

Animales en peligro

Mientras, el director del Museo de Ciencias Naturales, Esteban Manrique, ha augurado que, de acuerdo a las fichas para cada especie y los mapas con su potencial distribución climática realizados dentro del Informe, el oso pardo "puede desaparecer" de la fauna ibérica "si no se toman medias", igual que el lince o el quebrantahuesos. Por este motivo, ha propuesto al creación de una "lista naranja" que incluya a las especies no recogidas en la 'lista roja' con el fin de tomar medidas de precaución. Asimismo ha reclamado una mayor flexibilidad en la gestión porque, en su opinión, a medida que cambien las condiciones deberían también modificarse las actuaciones, por lo que ha dicho que, probablemente, también habrá que actualizar las áreas de la Red Natura 2000.

Al final del siglo XXI estima que el cambio climático impactará en la fauna de vertebrados españoles hasta el punto de que más del 51 por ciento de las especies podría requerir de medidas concretas de conservación y adaptación para compensar sus efectos, entre 20141 y 2070, un porcentaje que, según ha explicado el principal autor del trabajo e investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas Miguel Araújo, sería "mucho mayor a finales del siglo y usando como referencia los escenarios climáticos más extremos".