Los turistas en la plaza del Obradoiro, esta mañana en Santiago de Compostela - EFE

La borrasca Gisele deja centenares de incidencias a su paso por España

Miles de personas se quedan sin suministro eléctrico en Galicia, mientras se registran caídas de árboles y dificultades circulatorias

Actualizado:

Apenas recuperada de los últimos coletazos de la borrasca Félix, la península está registrando este miércoles los efectos de Gisele, que ha obligado a activar las alertas meteorológicas en un total de 38 provincias por fuerte viento, intensas lluvias, nevadas u oleaje.

Galicia está siendo la Comunidad más afectada. A primera hora de hoy, hasta 7.700 personas se han quedado sin suminsitro eléctrico en las provincias de La Coruña, Pontevedra y Orense, aunque esta noche se ha logrado reducir la cifra a 820. En Vigo, una mujer ha resultado herida al ser alcanzada por un trozo de persiana desprendido por el viento. En la Comunidad las rachas de viento han alcanzado los 140 kilómetros por hora.

Galicia está en la actualidad en alerta amarilla, tras estar en alerta naranja por el paso de Gisele de madrugada y a primera hora de la mañana. Su paso ha dejado casi trescientas incidencias, (290), según el servicio de emergencias 112 de Galicia, la gran mayoría provocadas por caída de árboles y objetos desplazados sobre las carreteras. Además, una mujer ha resultado herida en Vigo en un brazo y una pierna al ser alcanzada por un trozo de persiana desprendido por el viento.

Se prevén precipitaciones localmente fuertes en el suroeste de Galicia, oeste del Sistema Central, Cádiz o Andalucía
Se prevén precipitaciones localmente fuertes en el suroeste de Galicia, oeste del Sistema Central, Cádiz o Andalucía - EFE

En el resto del país, la fotografía ha sido de parques y espacios públicos cerrados en numerosas ciudades y centenares de incidencias -sobre todo causadas por caída de árboles y dificultades circulatorias-. En Extremadura se han registrado vientos de hasta cien kilómetros por hora y lluvias de casi 70 litros por metro cuadrado, lo que provocado algunos incidentes, sobre todo en un centro deportivo de Cáceres.

En la localidad cántabra de Maliaño el viento ha derribado a primera hora la mitad de la fachada oeste de una nave del Polígono de Raos, lo que ha causado daños en tres coches que estaban estacionados junto a ella y ha provocado que se acordone y cierre al tráfico la calle anexa.

Portugal también está en alerta amarilla y ha dejado al menos tres heridos leves, debido a la caída de una estructura en las instalaciones de una empresa.

Mañana, 21 provincias en alerta

El paso de Gisele por la península será muy rápido, ya que a partir de mañana jueves el centro de esta profunda borrasca se trasladará al oeste de las islas británicas, aunque España seguirá bajo el radio de influencia de este temporal, y continuarán todavía las lluvias y el viento, aunque centrado en la costa gallega.

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado para mañana un total de 21 alertas en otras tantas provincias, ante la previsión de que se registren fuertes vientos, nevadas y oleaje acompañado de un intenso mar de fondo.

Las mayoría de las alertas serán «amarillas» (riesgo), pero se activarán las «naranjas» (riesgo importante) en La Coruña y Pontevedra por fenómenos costeros adversos y en Albacete por vientos que alcanzarán los 100 kilómetros por hora.

Así amanecía el cielo en La Coruña
Así amanecía el cielo en La Coruña - EFE