ES NOTICIA EN ABC

«Sálvame» deja de lado el corazón para centrarse en la muerte de Blanca Fernández Ochoa

El espacio de Telecinco ha rellenado varias de sus horas del espacio con la actualidad de este suceso

Paz Padilla presentando el especial de «Sálvame» este miércoles
Paz Padilla presentando el especial de «Sálvame» este miércoles - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras 11 días de angustiosa desaparición, el cuerpo de Blanca Fernández Ochoa ha aparecido. Todos los medios de comunicación se han volcado para informar, minuto a minuto, de lo que estaba sucediendo durante su búsqueda en Cercedilla (Madrid), pero lo que no muchos se podían esperar era que «Sálvame» decidiera paralizar sus contenidos habituales para hablar, en directo, de esta desaparición.

Esta fórmula, también empleada durante el rescate de Julen en Totalán, buscaba también obtener un rédito en las audiencias del espacio, y por ello han intentado continuar con dicho sistema. En aquella desesperada operación de rescate, el público pedía información de forma continua, y «Sálvame» optó por ofrecérsela. Ya tras dicho caso, mucha gente crítico el tratamiento informativo que se hizo del suceso en programas de entretenimiento como «Sálvame».

Ahora, meses después, la situación se ha repetido con la búsqueda y después muerte de Blanca Fernández Ochoa. «Sálvame» ha interrumpido su contenido habitual para ofrecer, desde el lunes y hasta el miércoles, contenido sobre la última hora del despliegue realizado en Las Berceas para encontrar a la deportista.

Cierto es que, durante un corto periodo de las cuatro horas de duración del programa, el tono serio se rompía para regresar a los temas habituales de «Sálvame», con el caso de la salida de Víctor Sandoval de «Día a día» en primer plano. Casi a las 19.00 horas, tres horas después del inicio del espacio, se ofrecían estos contenidos, para de nuevo antes de las 20.00, regresar a la última hora sobre el caso de Blanca Fernández Ochoa.

Sin embargo, lejos de lo que se pudiera esperar, las cifras de audiencia no han acompañado al tema especial que decidieron abordar en «Sálvame». Durante la última semana del mes de agosto, el espacio anotó cifras de audiencia muy similares a las logradas en las primeras emisiones de septiembre. El lunes 26, «Sálvame limón» acumuló un 11% y 1,2 millones de espectadores, mientras que en el «naranja» subieron hasta el 16,7% y 1,5 millones. En cambio, el lunes 2 de septiembre ya marcaron un 12,5% y 1,4 millones de televidentes en el «limón» y en su desarrollo posterior hicieron un 18,6% de cuota y 1,7 millones de espectadores.

De igual forma, en el martes 27 de agosto consiguieron un 11,6% y 1,3 millones en el «Sálvame limón», mientras que en «Sálvame naranja» hicieron un 16,9% de cuota y 1,5 millones, según datos de Barlovento Comunicación. De igual forma, el martes 3 de septiembre consiguieron 12,5% y 1,4 millones en la versión mas ácida del espacio, mientras que en la parte más dulce cosecharan un 18,6% y 1,6 millones de televidentes.

Es decir, con respecto a la última semana de agosto, cuando la gente todavía se encuentra de vacaciones, se ha notado un leve aumento de audiencia, más propio del reenganche del público a la rutina que el de los especiales informativos que han dedicado en «Sálvame» al caso de Blanca Fernández Ochoa.