ES NOTICIA EN ABC

Movistar compra la Champions: ya no habrá partido en abierto desde la próxima temporada

Telefónica paga 1.080 millones por las tres próximas temporadas; Orange y Vodafone deberán recomprarle los derechos si quieren emitirlas

Telefónica creará un canal propio en lugar de usar Bein para emitir la Champions
Telefónica creará un canal propio en lugar de usar Bein para emitir la Champions - ÓSCAR DEL POZO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Telefónica ha sacado la billetera para quedarse con los derechos de emisión de todas las competiciones de fútbol. Si el pasado lunes se hzo con los de La Liga para las tres temporadas de 2019 a 2022 abonando 2.940 millones de euros a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), este jueves ha cerrado la compra a Mediapro de los derechos de la UEFA Champions League y la Europa League para las temporadas 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021 por un coste total de 1.080 millones. Esta adquisición implica que a partir de esta próxima temporada ya no habrá ningún partido en abierto de la máxima competición europea.

Hasta ahora Mediapro emitía a través de Atresmedia un partido de la Champions en abierto por jornada de algún equipo españo. A partir de ahora, esta competición se verá en exclusiva a través de plataformas de pago. La compañía audiovisual propiedad de Jaime Roures solo se ha reservado emitir en abierto un partido por jornada de la Europa League, que la próxima temporada disputarán el Villareal y el Betis. Además, cabe recordar que a partir de la temporada 2018/2019, la Champions cambiará de horario: en lugar de disputarse todos los encuentros a las 20.45 horas, uno será a las 18.55 y otro a las 21.00 horas, fórmula que maximizará su explotación comercial por las plataformas de televisión.

«De esta forma, Telefónica tiene el 100% de los derechos del fútbol de pago en el mercado residencial», ha destacado la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía ha abonado a Mediapro 360 millones de euros por temporada, hasta totalizar los citados 1.080 millones. Si a ello se suman los 2.940 millones que invirtió en La Liga para el periodo 2019-2022, Telefónica ha desembolsado 4.020 millones para garantizar todo el fútbol a sus clientes.

Esta inversión supone para la «teleco» un coste neto un 5% superior a la inversión hecha para tener el ciclo anterior de ambas competiciones. Cabe recordar que Telefónica abonó 2.400 millones a Mediapro por ocho partidos de La Liga y las competiciones europeas, más 750 millones por El Partidazo, sumando en total 3.150 millones, aunque eso excluía por ejemplo los partidos en abierto de las competiciones nacionales y europeas. Esta cifra, dice Telefónica respecto al precio pagado ahora, «está muy por debajo de los incrementos superiores al 50% registrados en los principales países europeos por estos contenidos». Ahora bien, Mediapro, que renunciará a su marca Bein Sports porque Movistar emitirá la competeción bajo su propia marca, se quedará con una parte de los ingresos publicitarios del canal.

Presión para Orange y Vodafone

Telefónica será ahora el operador que pueda revender esos derechos a las demás telecos interesadas en este contenido, como Orange y Vodafone. A pesar de que las tres compañías amenazaron públicamente a Mediapro con no acudir a la subasta si no bajaban los precios o se detenía la tendencia inflacionista de esos contenidos, finalmente movistar se ha desmarcado y ha optado por pujar por ellos. Esto mete presión ahora tanto a Orange como Vodafone, que deberán decidir si no dar el fútbol a sus clientes o sentarse a negociar con Movistar para recomprárselo.