ES NOTICIA EN ABC

«Mi casa es la tuya» Lo que se le pasó a Joaquín por la cabeza cuando miró a la muerte a la cara

El jugador de fútbol del Real Betis visitó la casa de Bertín Osborne junto a Jorge Lorenzo, Eva González y Miguel Ángel Revilla

Bertín Osborne y Joaquín, en «Mi casa es la tuya»
Bertín Osborne y Joaquín, en «Mi casa es la tuya» - MEDIASET ESPAÑA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Después de abrir las puertas de su casa en una entrega que terminó de manera precipitada por indisposición de Bertín Osborne, el bético Joaquín Sánchez se desplazó hasta la finca que el presentador tiene en Sevilla para ser el protagonista de una muy esperada edición de «Mi casa es la tuya». El anfitrión definió a su invitado como «un verdiblanco que se gana hasta a sus rivales, cautiva a quien se le ponga por delante. Joaquín hipnotiza a cualquiera con su arte y con su gracia. Es sin duda uno de los grandes hijos de El Puerto de Santa María».

En esta ocasión, la entrevista vino acompañada de un objetivo solidario. El jugador de fútbol llegó a la casa de Bertín conduciendo un camión cargado de balones que serán donados a la Fundación Eusebio Sacristán, para dotar de material deportivo a niños y niñas que no tienen la opción de jugar al fútbol con la equipación adecuada. Durante el programa, Bertín y Joaquín recibieron las llamadas de personajes tan dispares como Jorge Lorenzo, Eva González o Miguel Ángel Revilla con las que ofrecerán su apoyo a la causa.

«Entiendo que haya gente que olvide de dónde viene, cuando con 17 años se ven en un equipo de primera, con un contrato millonario...yo también me creía el rey del mambo», confesó el futbolista, «ahí influye mucho la familia, para que te bajen a tierra. A mí tener a mi padre a mi lado me ayudó mucho». El sevillano, que antes de cumplir la mayoría de edad ya jugaba en un equipo de primera, reconoció también ante Bertín que «no sé a qué me hubiera dedicado de no haber sido futbolista».

Joaquín volvió a hacer gala de su buen humor y repasó algunas de las anécdotas más divertidas que ha vivido dentro y fuera del campo. En sus años como futbolista, el bético ha militado en las filas del Málaga y del Valencia, en las que ha sido partícipe de numerosas y divertidas vivencias.

Recordando el Mundial de Corea, Joaquín contó una simpática anécdota que nadie conocía. Durante su estancia en el país asiático, había dos mujeres coreanas que seguían a los futbolistas de la selección española a todas partes. El sevillano contó la mayúscula sorpresa que se llevó cuando se encontró a las dos coreanas en el avión de vuelta a España. «Y un mes y medio que se quedaron en Sevilla, todo el día haciéndome regalos y yo paseándolas para arriba y para abajo», le contó el futbolista al presentador.

Pero no todo fueron recuerdos agradables. Joaquín rememoró también el que fue uno de los momentos más difíciles de su carrera. Sucedió en un avión, cuando sobrevolaban Bilbao y, en medio d euna tormenta, dos rayos impactaron contra el avión. «Yo vi fuego saliendo del motor y pensé que ahí me iba a quedar», recordó el futbolista, «me puse el carnet en la boca para que me identificasen y me llevasen rápido a enterrar». Uno de sus compañeros declaró ante las cámaras del programa que Joaquín estaba «con la cara blanca, tenía la cara de un muerto. Se había cagado vivo».

También cuenta alguna que otra intimidad entre risas: «Mi mujer se acuesta con todo puesto. El pijama, los calcetines... Me aburro de quitarle ropa. Así se me pasa todo».

Hasta la finca de Bertín llegó también César Cadaval, componente de Los Morancos, que dijo del bético que «además de un gran futbolista, es una gran persona». El humorista, reconocido sevillista, demuestra que, por encima de las rivalidades en el fútbol, el humor y su amistad con Joaquín son más importantes. El artista también relató algunas divertidas anécdotas en sus aventuras por Europa siguiendo al Sevilla FC.

El programa también contó con los testimonios de los futbolistas Aitor Ocio, Duda y Alfonso Pérez y el cantante de «Siempre Así», Rafa Almarcha, y todos ellos ensalzaron la figura y el carácter del jugador sevillano.