ES NOTICIA EN ABC

La «maldición» de «Juego de tronos»: Sophie Turner confiesa que padece depresión

La actriz aún se medica, pero reconoce que ya ha aprendido a quererse a sí misma

Sophie Turner
Sophie Turner - EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El éxito de «Juego de Tronos» ha catapultado la carrera de sus principales protagonistas, pero también les ha pasado factura en lo personal. Si hace apenas un mes Emilia Clarke (Daenerys Targaryen) anunció que el estrés y dos aneurismas estuvieron a punto de acabar con su vida tras el rodaje de la primera temporada, ahora ha sido Sophie Turner, que da vida a Sansa Stark, quien ha confesado que sufre depresión. La actriz reconoció, en el programa de radio «Phil in the Blanks» que sus problemas comenzaron cuando tenía 17 años, apenas dos años después de empezar a trabajar en la serie de HBO.

«Todo era increíble, pero empezó a irse a pique cuando alcancé la pubertad... Mi metabolismo se ralentizó y empecé a ganar peso. Tuve que enfrentarme al escrutinio de las redes sociales, y en ese momento la depresión empezó a golpearme», afirmó. Aunque viera varios comentarios fantásticos, explicó, se hundía cada vez que encontraba alguna crítica. «Me lo creía. Medecía a mí misma: “Sí, estoy llena de granos, estoy gorda, soy mala actriz“», añade. Su baja autoestima, según ella, afectó a su actuación, y se volvió muy introvertida.

«He sufrido depresión desde hace cinco o seis años y mi mayor reto es salir de la cama y de casa», explicó, asegurando que incluso hace años «pensaba en el suicidio», aunque matizó que quizás como «una fascinación extraña».

Ahora, reconoció, se medica y ha logrado quererse a sí misma gracias, en parte, a su relación con Joe Jonas, con quien está prometida.