Es Noticia

Ven a cenar conmigo: Gourmet edition La fascinante historia de amor entre Rafi Camino y la diva Samantha Fox

El torero y ex de «Supervivientes» Rafi Camino fue el anfitrión de la nueva entrega de «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition»

Rafi Camino, en «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition» - CUATRO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La nueva entrega de «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition» que emite Cuatro celebró este lunes su tercera cena. El torero y exconcursante de «Supervivientes» Rafi Camino fue el anfitrión de la velada, con Olvido Hormigos, Raquel Revuelta, Olfo Bosé y Sofía Cristo como comensales.

Rafi Camino quiso sorprender a sus invitados desde el inicio sin renegar de sus orígenes en «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition». Por eso, les emplazó a acudir a su finca rural y les deleitó con un aperitivo más castizo imposible: lomo, queso, jamón y un vino de la tierra embotellado en un envase de gran tamaño: la «botellota», como la apodó Raquel Revuelta.

Tras el entrante llegó el turno del primer plato: «Titanic de colores», una sopa de pescado que agradó mucho a los comensales. Incluida Raquel Revuelta, a pesar de que se mostraba reacia a comer de cuchara en verano, cuando se grabó el concurso. «¿Qué pasa, que en esta época solo se puede tomar gazpacho?», le preguntó Sofía Cristo, que se quejó por su parte de que su cuchara estaba «un poco sucia». Pese a ello, todos quedaron encantados con el primer plato de Rafi Camino. En especial Olfo Bosé, que incluso repitió.

Una relación olvidada

Después, los comensales hablaron acerca de algo desconocido para gran parte de los televidentes: la olvidada relación amorosa que Rafi Camino mantuvo a principios de los noventa con la icónica cantante Samantha Fox. «No sé cómo hablarían, porque ella no tiene ni idea de español y Rafa, menos aún de inglés», opinó Sofía Cristo. El anfitrión no despejó su incógnita, pero recordó con una sonrisa su relación con la idolatradísima intérprete. «Del pasado no se puede renegar, sobre todo si ha sido bonito. Y lo fue», explicó en «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition».

El torero enseñó a sus comensales una foto firmada por la diva. «Tenía más, pero una chica con la que estuve las rompió», lamentó. «Y ella también tiene una mía», dijo orgulloso. «Rafi antes debía ser un "sex symbol". Yo no sé cómo ahora se descuida tanto y está tan solo», comentó Olvido Hormigos.

El nivel del primer plato de Rafi Camino fue tan alto que el torero no logró igualarlo con el segundo: «Andares a la francesa». Un solomillo de cerdo con salsa de mostaza y miel porque «del cerdo se come hasta los andares», como recalcó el anfitrión. «Yo creo que Rafa no cocina, sino que se lo hacen», dijo Olvido Hormigos, tras ver la excelente presentación del plato.

...y otra que no lo está tanto

Ni a la concejala ni a Sofía Cristo les encantó el segundo plato, aunque sí que gustó mucho a Olfo Bosé y Raquel Revuelta. «Cada cual tiene su opinión, pero está muy bueno», reconoció Bosé. A la exmodelo, por su parte, le recordó a un pasado reciente del que no quería hablar, como dejó claro cuando fue preguntada por el tema. «Cuando no contestas a algo y sales por los cerros de Úbeda es porque no quieres hablar del tema, ¿no?», manifestó Raquel Revuelta.

Sin embargo, Sofía Cristo y Olvido Hormigos no quisieron pillar la indirecta. Rapidamente, se pusieron a bucear en Internet para buscar al torero, al que tardaron solo segundos en encontrar: Raúl García, «El Tato». «Me ha incomodado su insistencia», reconocía la exmodelo. «El nombre no lo ha querido decir por respeto al chico, pero le hemos encontrado», comentaba orgullosa Sofía Cristo.

Tras el primero y el segundo llegó el postre: «De Madrid al cielo», unas fresas con nata que no sorprendieron a los invitados, pese a la explicación que Rafi Camino dio de este último plato. «Son cinco fresas. Como nosotros, que somos cinco», se justificó, autopostulándose como favorito para ganar en «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition». «Creo que puedo ser un firme candidato», recalcó.

Instantes después llegó el turno del espectáculo. Ahí sí que Rafi Camino asombró a sus comensales, pues trajo nada menos que al icónico grupo Modestia Aparte. «Creo que les ha encantado la noche. Yo, como mínimo, me daría un diez», enfatizó Camino. Modestia aparte, vaya.

Sin embargo, su entusiasmo no lo compartieron el resto de aspirantes de «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition». Raquel Revuelta calificó la velada con un 7; Olfo Bosé y Olvido Hormigos con un 6; y Sofía Cristo, la próxima en invitar, le dio un 5. Un total de 24 puntos consiguió Rafi Camino, que igualó a puntos con Olvido Hormigos pero que no logró superar a Olfo Bosé, que con 26 tantos en su casillero lidera la clasificación de «Ven a cenar conmigo: Gourmet edition».